El Señor nos invita a no tener miedo y confiar en Él