El Señor nos ofrece la luz del autentico amor