"Hay que comprometerse con Dios absolutamente"

Así lo manifestó el Arzobispo emérito de Manizales y cardenal de la Iglesia católica, José de Jesús Pimiento Rodríguez, quien presidió la Eucaristía inaugural de la Asamblea Plenaria 102 del episcopado y además celebró sus Bodas de Diamante.

El purpurado habló del sacerdocio desde tres dimensiones: la creación, la misión de sanar y el martirio. Al referirse a la primera dimensión explicó que los presbíteros se encuentran en la cima de la creación redentora, porque Dios les confía como “agentes eficaces de salvación”.

Acerca de la misión de sanar, el cardenal Pimiento Rodríguez recordó que los sacerdotes como enviados tienen la misión de entregarse en cuerpo y alma para ser agentes que sanen millones de dolencias que afectan a la humanidad actual.

Finalmente, al referirse al martirio afirmó que la vocación cristiana es la de ser testigo y demostrarlo con hechos y palabras. “En consecuencia el ministerio sacerdotal se nos confía para la vida integralmente testimonial y para no quedarse en el funcionalismo asfixiante y clericalismo intolerable”.

Posted by Admin9834

Ingresa