“No sólo rezar el Rosario, también ser protagonistas de un cambio social”

Ese es el objetivo que persigue la Pastoral Juvenil en Colombia al capacitar a asesores durante una semana, afirmó el padre Wilinton Torres Pulido, Director del Departamento de Estado Laical del episcopado colombiano, tras concluir el curso de formación de Asesores Diocesanos en Pastoral Juvenil que se realizó en Bogotá del 15 al 21 de enero.

El curso congregó a 36 delegados de jurisdicciones de todo el país y permitió a los participantes repasar la realidad de los jóvenes, la organización y profundización en temas de la Pastoral Juvenil. Durante este encuentro se realizaron talleres y actividades vivenciales que les permitió palpar la realidad que muchas veces les toca como asesores.

Si tenemos personas bien formadas vamos a dar respuesta a contextos específicos como por ejemplo ser artesanos de la paz. Si hay conocimientos fundamentales de lo que significa escuchar al joven, entender y leer su realidad en los signos de los tiempos, podemos ayudarles a sentir que verdaderamente son protagonistas del nuevo proceso que está viviendo Colombia. Ya sabemos que hay quienes se dejan transformar por el mundo, pero también hay quienes transforman el mundo”, aseguró el padre Torres.

Entrevista: Padre Wilinton Torres

Contextos

Sin duda estos procesos de formación son urgentes entre los jóvenes. Durante el encuentro se evidenció diferentes realidades de los jóvenes en el país.

Por ejemplo, el padre James Tello, sacerdote del Vicariato Apostólico de Guapi, recordó que una de las grandes falencias en su región es la estructuración de la pastoral juvenil. “Hay muchas realidades en los jóvenes y una de ellas es la poca empatía que sienten con la Iglesia”, explicó.

Guapi, es un municipio colombiano ubicado al lado del océano pacífico en el departamento del Cauca. Sus principales problemas están en la escasa infraestructura vial, la ausencia de acueductos, alcantarillado y energía eléctrica. A estas carencias se suma la corrupción y la violencia. La realidad de los jóvenes no escapa a este contexto. (Lea también: Guapi un territorio rico, pero con muchas carencias)

El padre Tello recuerda que en el ámbito educativo se presentan altos índices de deserción. “La gran mayoría de los jóvenes se retiran de estudiar porque sienten que no hay oportunidades de trabajo y por ello piensan que no tiene sentido formarse”, comenta.

En este escenario también están los jóvenes “que se han dejado atrapar por caminos equivocados como unirse a grupos al margen de la ley, el alcoholismo y el narcotráfico”.

Bajo este panorama la pastoral juvenil trata de atraer a los jóvenes para presentarles a la persona de Cristo y así tender puentes para un encuentro personal. “Hay grupos juveniles, son pocos, pero que quieren cambiar la realidad”, destaca el sacerdote.

Entrevista padre James Tello

En el Caribe la realidad no es totalmente diferente, con sus matices representa un desafío para esta pastoral. Ethany Hooker, es delegada de Pastoral Juvenil y Vocacional en el Vicariato Apostólico de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, y comenta que los jóvenes están expuestos a las propuestas del mundo y que flagelos como el narcotráfico y la drogadicción están en constante acecho.

Sin embargo, también destaca que el núcleo familiar en esta región es muy unido y que en temas de educación van bien. 

Entre los desafíos urgentes está acercarse más a los jóvenes, articular los grupos juveniles y brindar más espacios de formación.

Entrevista Ethany Hooker

Propuesta de red

La propuesta del encuentro no sólo está enfocado a un proceso de formación – que es necesario – sino también a una mayor articulación entre los jóvenes y la pastoral. “Queremos articular una red de asesores de pastoral juvenil para que desde la formación vivan la comunión y se conviertan en formadores de formadores”, aseguró el padre Wilinton.

En este marco se pretende que los jóvenes lleven a otros jóvenes la novedad de Cristo descubriendo la identidad del asesor, cuál es su tarea, cuál es su misión y por qué es un discípulo misionero. “Les brindamos esas bases para que se conviertan en esas manos y brazos que se extienden para anunciar al Cristo liberador”, señaló el padre Wilinton. 

Participación internacional

En el encuentro participó Ariana Daniela Bonilla Cárdenas, Secretaria de la Pastoral Juvenil Arquidiocesana de Tegucigalpa (Honduras). La joven comayagüelense destacó la formación que se brindó, la fraternidad, la comunidad que se formó y la convivencia.  Otro aspecto que resaltó fue la alegría de los sacerdotes colombianos.

Este curso hace parte del proyecto nacional de formación de asesores en pastoral juvenil incluido en el Plan Nacional de Pastoral Juvenil 2016 – 2020. (Lea también: Curso de Formación de Asesores Diocesanos en Pastoral Juvenil).

Entrevista Ariana Bonilla

Posted by Admin9834

Ingresa

Iglesia en el mundo