Crecen en fraternidad delegados de comunicación

El miércoles 06 de mayo, la Conferencia Episcopal de Colombia, a través del departamento de comunicaciones y tecnología, realizó su segundo encuentro virtual de delegados de comunicación diocesanos y de otras instituciones de la Iglesia en el país.

Luego de dar inicio con una oración, monseñor Orlando Olave Villanova, obispo de la diócesis de Tumaco y miembro de la comisión episcopal de comunicaciones, recordó a los delegados que, si bien es cierto este es un momento difícil y desafiante para el mundo, no podemos olvidar que estamos en Pascua, tiempo muy propicio para fortalecer los procesos de comunicaciones de la Iglesia en su misión primordial de anunciar el Evangelio. “Es la oportunidad para redescubrir los medios de comunicación y buscar maneras nuevas de evangelización, como la virtualidad, para entregar un mensaje de esperanza y paz”.

El prelado señaló cómo este tiempo ha servido para aprovechar los medios tradicionales, explicó cómo la obra evangelizadora del apóstol Pablo se entendió como una auténtica actividad comunicativa con sus comunidades, donde a través de sus cartas brotaba el deseo de anunciar el Evangelio. “Así debemos hacerlo nosotros ahora, redescubriendo esos medios de comunicación no solo para el momento actual que vivimos sino para lo que viene después”.

Aplaudió los esfuerzos que la Iglesia viene adelantando con los sacerdotes para poder llegar a través de los medios tradicionales y digitales a las familias y a todas aquellas personas que están necesitadas de  una palabra de fe.

Pandemia y economía de la Iglesia
También este fue un espacio aprovechado para la formación. Rafael Rodríguez Ortiz, asesor en comunicaciones de la diócesis de Facatativá, explicó a los delegados cómo este momento de pandemia ha afectado la economía de la Iglesia, dando así algunas claves para superar esta situación apoyándose en aplicaciones y herramientas digitales.

Rodríguez, especialista en comunicación estratégica, centró su intervención en lo que se debe tener en cuenta para impulsar procesos éticos y efectivos de recaudación de fondos en las parroquias. Destacó los siguientes puntos:

  • Contar con aprobación del obispo.
  • No exagerar las necesidades ni buscar compasión o lástima.
  • Identificar proyectos.
  • Informar sobre proyectos y necesidades puntuales a los benefactores/donantes.
  • Tratar de agradecer siempre de manera personal (carta, correo, etc.)
  • Comunicar a los benefactores lo que se está logrando con sus aportes.
  • Registrar (foto-video) los resultados y avances.
  • Disposición a rendición de cuentas.
  • Mercadeo con equilibrio entre lo racional y lo emotivo.

Se pudo establecer que uno de los grandes desafíos que deja este tiempo de pandemia a la Iglesia es impulsar una cultura digital que no esté desprovista del encuentro, el afecto, la solidaridad y la fraternidad. Sobre este aspecto Rodríguez concluyó referenciando al papa Francisco: “No basta pasar por las «calles» digitales, es decir, simplemente estar conectados: es necesario que la conexión vaya acompañada de un verdadero encuentro. No podemos vivir solos, encerrados en nosotros mismos. Necesitamos amar y ser amados. Necesitamos ternura”. (La comunicación al servicio de una auténtica cultura del encuentro – Papa Francisco. Junio 2014).

Posted by editorCEC1

Ingresa