Diócesis de Palmira apoya a comunidades con acciones y palabras de esperanza

Diócesis de Palmira: la esperanza de los más necesitados

Media Folder: 

Ante la crisis sanitaria que vive el país por cuenta del Covid-19, diferentes jurisdicciones eclesiásticas se han dado a la tarea de brindarle seguridad alimentaria y apoyo psicosocial a las comunidades más vulnerables de su región. De este modo, la Pastoral Social de la Diócesis de Palmira, a lo largo de los últimos seis meses, ha aunado esfuerzos en pro de acompañar a las comunidades más necesitadas que les rodean.

De acuerdo con el Padre Arturo Arrieta, director de la Pastoral Social de esta Jurisdicción ha dicho que “se han generado diferentes acciones en torno a la ayuda durante esta pandemia para las poblaciones más vulnerables. Lo primero es la seguridad alimentaria, se han distribuido un poco más de 50.000 raciones de comida a la fecha. También hemos distribuido mercados, kit de aseo, kits de higiene. Todo esto gestionado con empresas locales, pero sobre todo con instituciones internacionales”. Dichos kits de aseo y elementos de bioseguridad han sido entregados a los reclusos de la cárcel de Palmira y a migrantes venezolanos, con el objetivo de evitar contagios de Covid-19.

Asimismo, se han focalizado en la población migrante y en quienes históricamente han estado en situación de vulnerabilidad, agravada ahora por las dinámicas de la emergencia sanitaria. El apoyo brindado por la Diócesis no se limita a las ayudas materiales, pues se disponen de dos líneas telefónicas para el apoyo espiritual y psicológico de la comunidad.

El Hogar de Paso Papa Francisco, está a disposición “para las personas que se queden sin casa en estos momentos de pandemia, para los migrantes que no tengan para arriendo, poder hospedarlos”, comenta el Padre Arrieta. Allí pueden encontrar un refugio temporal que les ofrece también la alimentación. Además, se destaca la ardua labor en la gestión y entrega, casa por casa, de donaciones de alimentos a las personas más necesitadas.

La Iglesia católica ha procurado enviar a la comunidad mensajes de fe y esperanza en estos tiempos difíciles que se viven actualmente. Para el sacerdote Arturo Arrieta, “sólo si estamos unidos, aunque no juntos, haciéndonos cargo de los unos de los otros podemos superar los desafíos. Lo peor que puede pasar en esta pandemia sería desaprovecharla, por eso no desaproveches ese momento tan valioso, no desaproveches este tiempo de aprendizaje. Este signo de los tiempos porque si nos llevamos acompañados uno de otros y obviamente con el señor iluminando cada situación de nuestra vida, vamos a ver salir el arcoíris como en el diluvio”.

Fuente: Oficina de comunicaciones Secretariado Nacional de Pastoral Social - Caritas 

Posted by editorCEC1

Ingresa