Estructuras y formación: conclusiones del encuentro de pastoral sacerdotal

Fortalecer las oficinas de pastoral presbiteral, generar espacios de formación en la atención a los sacerdotes y animar la unidad del clero con los señores obispos, son algunas de las conclusiones que se generaron del encuentro nacional de Pastoral Presbiteral que se celebró en Bogotá del 2 al 4 de agosto en la sede del episcopado colombiano. 

A juicio del padre Manuel Vega, director de Ministerios Ordenados del episcopado, este encuentro permitió reconocer que en nuestro país hace falta una mayor organización de esta pastoral. "En algunas jurisdicciones tienen experiencias muy positivas y han desarrollado una organización básica y de atención a los sacerdotes, pero en una buena parte no hay comisiones y no hay suficiente formación para prestar ese servicio", comentó.


ENTREVISRA PADRE MANUEL VEGA


De estos puntos -todos importantes- el padre Manuel Vega destacó la necesidad que tiene el presbiterio de contar con una mayor cercanía con el obispo. "Sabemos que la primera tarea del pastor es el cuidado y sostenimiento de los sacerdotes y fomentar las vocaciones. En ese marco, salió la necesidad de sentirnos muy unidos a ellos en la colaboración directa que tenemos para favorecer la formación, la vida en común y el cuidado de los sacerdotes que están en dificultades", explicó el presbítero.

En el encuentro participó activamente monseñor Fidel León Cadavid Marín, obispo de Sonsón Rionegro, quien en sus intervenciones permanentemente ha recordado que los sacerdotes deben experimentar una renovación en su ministerio. El padre Manuel Vega explicó que esta renovación va dirigida en dos aspectos: la necesidad que los presbíteros tienen de vivir en comunidad, asumir que son una familia y evitar la tendencia al aislamiento; por otro lado priorizar el acompañamiento a aquellos que están atravesando dificultades.

El encuentro también permitió compartir con este grupo un plan que está pensado a cinco años y con cuatro etapas para fomentar la pastoral sacerdotal. La primera etapa consiste en una revisión de las orientaciones que brinda el magisterio de la Iglesia en esta temática, como es el caso de la Exhortación Postsinodal Pastores Dabo Vobis de 1992 y las conclusiones de las Asamblea Plenarias del episcopado de 1995 y 2016. A partir de esta reflexión se pretende proyectar  líneas de acción para el trabajo de esta pastoral.

La segunda etapa tiene dos aspectos: realizar talleres sobre pastoral presbiteral y fortalecer las oficinas de esta pastoral en las jurisdicciones del país.

Finalmente la tercera y cuarta etapa se centran en la realización de encuentros nacionales para conocer los logros y avances de esta propuesta.

En este encuentro participaron delegados de pastoral sacerdotal, vicarios episcopales y formadores de seminarios. Estuvieron presentes 23 sacerdotes, principalmente de la región de la Costa, Eje cafetero, Antioquia y Bogotá.


Artículo relacionado: "Si la Iglesia quiere renovarse, hay que renovar la vida sacerdotal"

Posted by Admin9834

Ingresa