Iglesia continúa apoyando crisis humanitaria de venezolanos en Colombia

La Iglesia Católica colombiana ha entregado ayudas  humanitarias a 23.900 personas principalmente en Arauca, Ipiales, Cúcuta y el Atlántico. Se espera seguir apoyando en alianza con Cáritas Internationalis con una estrategia de ayuda humanitaria.

Desde la labor pastoral, se han llevado a cabo programas para cubrir las necesidades básicas (refugio, seguridad alimentaria, medicamentos y apoyo en la socialización de rutas de atención) de la población venezolana en el país, tanto en las jurisdicciones eclesiásticas de frontera (Riohacha, Cúcuta y Arauca), como aquellas donde están llegando un alto número de migrantes venezolanos (Barranquilla, Riohacha, Montería, Bogotá e Ipiales).También ha sido muy importante la vinculación de los bancos de alimentos en estos apoyos humanitarios. 

Bajo el Programa de Refugiados SNPS/ACNUR, hasta agosto de 2017 se han atendido 106 casos de venezolanos (que corresponden a 183 personas). De esa cifra  se tienen 42 casos solicitantes de asilo  (83 personas); y  personas orientadas que no solicitaron asilo: 64 casos (100 personas). Las personas están saliendo de Venezuela porque: 

•  No tienen medicinas para tratar ciertas condiciones o enfermedades (mujeres embarazadas, diabéticos, hipertensos, personas con VIH). 
•  Personas que salieron porque no había comida. 
•  Personas que temen por la situación de violencia generalizada que se está viviendo en Venezuela, especialmente en Caracas, donde los altos índices de inseguridad, impiden el desarrollo de una vida tranquila. 
•  Personas que efectivamente están huyendo porque sus opiniones políticas les generaron una situación de persecución. 

Descargar comunicado

Invitación del Papa Francisco
«Nuestra respuesta común se podría articular entorno a cuatro verbos: acoger, proteger, promover e integrar», este es el mensaje del Santo Padre para la Jornada Mundial del Emigrante 2018, siendo esta una invitación a ayudar a mitigar las problemáticas propias de las migraciones contemporáneas que se registran no solo en Venezuela, sino también en países del Medio Oriente.

En su visita a Colombia  el Papa elevó una oración de manera especial por la vecina Venezuela, “expreso mi cercanía a cada uno de los hijos e hijas de esa amada nación, como también a los que han encontrado en esta tierra colombiana un lugar de acogida… Hago un llamamiento para que se rechace todo tipo de violencia en la vida política y se encuentre una solución a la grave crisis que se está viviendo y afecta a todos, especialmente a los más pobres y desfavorecidos de la sociedad”. 

 

Posted by editorCEC1

Ingresa