Iglesia presenta campaña continental contra la trata de personas

La trata de personas es una de las más grandes violaciones a los derechos humanos que afecta a millones de seres humanos, siendo las más afectadas las niñas y mujeres. Según cifras de las Naciones Unidas, cada año, cuatro millones de personas son víctimas de la trata.

Frente a este panorama, la Iglesia católica sigue avanzando con acciones evangelizadoras y sociales que ayudan a contrarrestar este flagelo que aqueja a la humanidad. En esta línea, el Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM) a través de la Red CLAMOR, la Confederación Latinoamericana de Religiosos (CLAR), por medio de las redes de la vida religiosa contra la trata, y de CARITAS América Latina y el Caribe, realizarán el domingo 07 de febrero, a las 6:00 p.m.  una vigilia de oración por las víctimas de trata y la presentación de la campaña continental contra la trata de personas, bajo el lema: "La vida no es una mercancía, se trata de personas".

Al respecto de esta campaña, monseñor Héctor Fabio Heno Gaviria, director del Secretariado Nacional de Pastoral Social (SNPS), institución comprometida también con esta causa, ha dicho que esta propuesta es de una enorme profundidad, pues anima a todos los hombres y mujeres a movilizarse para que todas las personas sean respetadas y nadie sea objeto de este abominable crimen de la trata.

El directivo explicó que esta campaña que está proyecgtada para un periodo de 7 meses, tendrá diferentes momentos a desarrollar, como: foros, seminarios, espacios de diálogo y reflexión, intercambio de experiencias, expresiones artísticas, fotografía y testimonios de quienes han vivido esta dramática situación que se extiende a lo largo del mundo y que afecta de una manera muy fuerte a Colombia.

Frente a esta iniciativa, monseñor Henao dijo: “nos uniremos en una vigilia de oración para pedirle al Señor que nos ayude a encontrar alternativas y caminos para que la dignidad de toda persona sea realmente respetada”.

Desafíos frente a la trata de personas  
Monseñor Henao recordó que hay unos sectores de la población gravemente afectados, entre ellos los niños, niñas y las mujeres jóvenes, quienes están siendo fácilmente objetivo de la trata.

Frente a esta realidad dijo que se requiere un trabajo fuerte de prevención que pasa por la familia, la escuela y la Iglesia. “Al respecto, la Iglesia ha venido haciendo esfuerzos en muchas partes del país para evitar que la gente caiga en manos de los traficantes de seres humanos, que al final terminan esclavizando a las personas, reduciéndolas a condiciones de esclavitud en la prostitución, en matrimonios serviles, en otras actividades que tienen que ver con degradación del ser humano”.

Anotó también que otra labor para la prevención de esta problemática, es ponerla en la palestra y apuntar a un trabajo de reflexión permanente, donde se hable del tema y se propongan acciones de prevención y ayudas a quienes han caído en este doloroso flagelo.

La Iglesia se ha propuesto hacer conocer de múltiples maneras cómo debemos evitar condiciones de migración en las que no tenemos seguridad del destino, ni de las condiciones a las cuales nos estamos enfrentando; debemos ayudar a garantizar que todas las personas puedan migrar de manera segura, sin necesidad de caer en las redes y en los grandes delitos que cometen los traficantes de seres humanos”, advirtió.

Finalmente, dijo que la Iglesia en Colombia avanza realizando una labor de prevención y acompañamiento a las víctimas, trabajando junto a las familias de quienes han sufrido este flagelo, en particular en las regiones donde con mayor frecuencia ocurren estos graves hechos de vulneración de la dignidad de las personas.  

Posted by editorCEC1

Ingresa