La evangelización en la Amazonía colombiana

Al cierre del Encuentro Nacional de Misiones, que se celebra por estos días en Bogotá, el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Oscar Urbina Ortega, intervino con una ponencia en la que expuso los retos y desafíos de la Evangelización en la Amazonía.

Siguiendo el método del ver, juzgar y actuar, el prelado centró su reflexión sobre cuatro aspectos: Nuevos caminos para la Iglesia y para una ecología integral; la Amazonía: un espejo para toda la humanidad; crisis cultural del descarte; mentalidad extractivista y una Iglesia con rostro amazónico.

Afirmó que el trabajo como Iglesia es seguir dando respuesta a estos variados contextos humanos y ambientales. Acompañando a una población amazónica, que por años ha venido sufriendo el abandono, la pérdida de sus territorios y el daño ambiental de sus selvas.

Recordó las constantes amenazas que sufren estos pueblos ancestrales (destrucción de la naturaleza, deforestación, extracción de recursos naturales, desaparición de especies nativas, ocultamiento de pueblos aislados y desaparición de lenguas y suicidios de jóvenes), hecho que ha generado que actualmente entre el 70 % u 80% de la población se traslade a las grandes capitales.


Se refirió, además, a la diversidad e identidad de los pueblos indígenas, recordando que la Iglesia católica está comprometida con las causas de los pueblos indígenas y amazónicos, teniendo  presencia en los diversos espacios, a través de los misioneros y misioneras. Resaltó que una de las mayores fortalezas que tiene la Institución es el trabajo en el campo de la educación.

Hizo mención del llamado que el Papa Francisco hace para cambiar el paradigma histórico con que los Estados ven la Amazonía.  Ya que «la defensa de la tierra no tiene otra finalidad que no sea la defensa de la vida» (Fr. PM).

Monseñor Urbina Ortega, apuntó que anunciar el Evangelio de Jesús en la Amazonía, desde una dimensión social y ecológica significaba volverse "sensible a la belleza y bondad de la naturaleza, ser capaz de comprometerse con el bien de todos, para defender a los más frágiles y promoverlos y acompañarlos en su crecimiento" (...) Debe haber un verdadero vínculo intrínseco entre lo social y lo ambiental.  La promoción de una armonía personal, social y ecológica: conversión integral".


Nuevos caminos para una Iglesia con rostro amazónico

El prelado dijo que "el convivir con lo plural y lo diverso, más allá de un reto, es un elemento constitutivo de la catequesis y la formación en nuestra Iglesia Amazónica", prosiguió "estos son instrumentos que ayudan a crear puentes entre los pueblos para compartir con ellos los valores evangélicos que irán viviendo desde su realidad cultural y humana”.

“La catequesis se adapta a la manera de vivir de cada pueblo indígena, su relación con el creador y la comunidad se muestra por medio de rituales, símbolos, fiestas y vida diaria en la selva. Esto implica un trabajo de inculturación que pide paciencia y tiempo para conocer, escuchar, dialogar especialmente con los ancianos, sabios (Yachac), que nos puedan proporcionar la sabiduría de cada pueblo”, aseveró.


La reflexión, centró también la atención en reconocer que "la fe, la religiosidad y la espiritualidad en nuestra Amazonía tienen un marcado rostro materno", indicó que se debe tener la capacidad de reconocer la complementariedad de la mujer en la tarea evangelizadora y del papel que desempeña dentro de la Iglesia.

Los pueblos indígenas protagonistas de la Evangelización
Al respecto afirmó que "el vivir en un mismo ambiente amazónico y trabajar con pueblos hermanos, compartir problemas y necesidades comunes exige unir fuerzas, compartir fortalezas de la formación, la relación y el conocimiento entre servidores y misioneros para construir como iglesias hermanas la Iglesia universal enriquecida por la diversidad de rostros indígenas".

Finalmente, insistió que es necesario que cada comunidad tenga los servidores formados para que puedan realizar “los servicios religiosos” que necesitan las comunidades. Al asegurar que no hay sacerdotes y misioneros suficientes, comentó que urge preparar servidores para que “en ausencia de los presbíteros puedan cuidar y mantener la fe, la espiritualidad y los ritos sagrados, por eso se hace indispensable que haya nuevos ministerios o servicios”. 

Galería fotográfica

Encuentro Nacional de Misiones

Posted by editorCEC1

Ingresa

Iglesia en el mundo