Programa FortaleSCiendo de Pastoral Social recibe distinción

Por su aporte al crecimiento del sector social, el Secretariado de Pastoral Social a través de su Programa FortaleSCiendo, recibe reconocimiento.

El Programa FortaleSCiendo acompaña a 100 organizaciones de la sociedad civil – OSC – y 17 organizaciones de apoyo – jurisdicciones eclesiásticas – de 39 municipios distribuidos en 6 regionales del país, para que estas organizaciones establezcan relaciones positivas con el Estado y logren incidir con propuestas de transformación social para sus comunidades.

El reconocimiento lo otorgó la Fundación Bolívar Davivienda, a través de su Programa Aflora en el evento Conquista Social 2018 que este año, además de hacer un reconocimiento a la dedicación, participación y disciplina de organizaciones sociales, voluntarios y aliados de la Fundación, hizo énfasis en la importancia de marcar tendencias para impulsar el sector social.

FortaleSCiendo se viene implementando desde el año 2015 con el objetivo de fortalecer la capacidad de las organizaciones de la sociedad civil para promover la presencia efectiva de las instituciones y procesos democráticos en sus territorios.

Durante los 4 años del programa las organizaciones han realizado acciones de incidencia tales como: jornadas de cabildeo para la socialización de estrategias y búsqueda de aliados, incidencia en espacios de participación y control social, formalizaron de alianzas para la gestión de recursos, formación, investigación e intercambio de experiencias para la incidencia; dinamización de políticas públicas y programas sectoriales, entre otras acciones para el acceso a la justicia, la protección y derechos humanos.

También han fortalecido sus procesos de sostenibilidad, hoy el 99% de las OSC locales están legalmente constituidas, registradas o en proceso de registro, elaboraron sus portafolios de servicios, implementaron planes de bienestar, establecieron alianzas con otras organizaciones, instituciones y 57 OSC locales desarrollaron acciones de relacionamiento y coordinación con programas como los de USAID.

Algunos de los logros de las organizaciones participantes van desde introducir, adoptar e implementar cerca de 42 políticas, planes, programas y presupuestos con participación de las organizaciones, hasta la gestión con instituciones gubernamentales para obras de infraestructura.

Es el caso de la Asociación de Mujeres Unidas de San Isidro –AMUSI, que producto de un proceso de incidencia y diálogo con la Alcaldía municipal de El Carmen de Bolívar y la Gobernación del departamento de Bolívar logró la adecuación de 12 kilómetros de la vía entre el corregimiento San Isidro y la carretera que comunica con cabecera municipal, así mismo la construcción de un puente en San Isidro como parte de la iniciativa Puentes para la Paz de la Gobernación de Bolívar con una inversión de $819 millones, beneficiándose la comunidad en su movilidad y la salida a mercados locales de los productos agrícolas que cultivan más de 2.000 campesinos de la zona de Montes de María.

También la Asociación Afrocolombiana del Sur del Tolima Damagua – ASADAMAGUA-, logró que su propuesta de Cátedra de Afrocolobianidad fuera tenida en cuenta por la Secretaría de Educación del Departamento y se socializara con docentes y rectores para que sea acogida en sus programas académicos. Por su parte, la Asociación de Mujeres Artesanas de San Jacinto, logró que la alcaldía implementara la oficina de la mujer en el municipio.

Organizaciones como las diócesis de Buenaventura, Tibú y Tumaco han sido claves en los procesos de movilización, “Paro Cívico de Buenaventura” que logró la creación de un fondo para solucionar los problemas de abandono de esta región. “La Caravana de la Esperanza SOS Catatumbo”, donde se hacía un llamado al cese de hostilidades de los actores armados, y “Tumaco No Aguanta Más” impulsada por el Comité Tumaco Unidos por la Vida y la Justicia que logró que el gobierno creara una Mesa Permanente para resolver los 54 puntos presentados por los tumaqueños sobre la grave situación de seguridad, pobreza, educación, infraestructura entre otros.

En temas de sostenibilidad, por ejemplo Asudelma, de Florencia Caquetá estableció una alianza con la empresa Biogar para mejorar sus procesos administrativos y de comercialización de sus artículos de lencería para el hogar y, ACNUR de Santander de Quilichao en el Cauca, estableció un mercado campesino con el apoyo de instituciones gubernamentales.

Estos son solo algunos ejemplos de los avances de las organizaciones de la sociedad civil participantes de FortaleSCiendo, acompañadas por el SNPS y que se constituyen en experiencias de construcción de paz y gobernabilidad.


Fuente: Fortaleciendo / Pastoral Social

Posted by Admin9834

Ingresa

Iglesia en el mundo