¡Cristo, nuestra esperanza, ha resucitado!

Después de haber celebrado la Semana Santa en unas condiciones sin precedentes, debido a la pandemia del nuevo coronavirus, los obispos de Colombia expresan su saludo de pascua y animan para que estos momentos que afronta el país puedan ser vividos con esperanza y puestos en la confianza de Cristo Resucitado. 

En su saludo alientan a poner en práctica el mensaje del mandamiento del amor “asumiendo con valentía y con espíritu de fe los desafíos que nos está planteando la situación que vivimos y manifestando la novedad de vida que el Señor nos ha conseguido con su victoria sobre el pecado y la muerte”.

Los prelados aseguran que este momento de ‘Resurrección’ que vive la Iglesia católica debe llevar a redescubrir en cada persona el camino a la reconciliación y la paz, practicando la caridad, el amor a la familia, el respeto a la vida y a la creación. Así, aseguran que “no solo para salir de la pandemia sino para que, aprendiendo las lecciones que nos deja, transformemos esta contingencia en oportunidad de construir un país mejor para todos, desterrando de él todo signo de violencia y muerte”

Reconocen y agradecen los esfuerzos que ministros ordenados, consagrados y laicos han venido realizando en lo que lleva la pandemia, a pesar de las limitaciones, para poder llegar a través de los medios de comunicación tradicionales y digitales con un mensaje evangelizador y de esperanza a los diferentes rincones del país.

Por gracia de Dios, ha sido ésta una ocasión para reflexionar, detener el frenético ritmo de nuestra vida, compartir con los seres queridos, profundizar en los misterios de nuestra fe y fortalecer nuestra relación con Dios y con los hermanos”, destacan. 

Igualmente, expresan su agradecimiento al Gobierno Nacional, departamental y local; al cuerpo militar y de policía; al personal médico que sirve en clínicas y hospitales; a quienes tienen a su cargo el cuidado de adultos mayores, en fin, a todas aquellas personas que permiten que el país pueda continuar con la dinámica que plantea esta emergencia. “Para todos suplicamos la protección, la fortaleza y la sabiduría de Dios”. 

Una vez más piden a toda la comunidad mantenerse vigilantes a las recomendaciones hechas por los entes de salud, para que no se extienda la propagación de este virus que ya cobra la vida de más de un centenar de personas.

Los invitamos a continuar los días de cuarentena, animados por la esperanza que nos ha infundido la resurrección del Señor, ahora con mayor responsabilidad y compromiso”.  

Bajo el amparo de la Virgen María ponen en oración esta pandemia para que sus plegarias sean oídas y se dé pronto el fin de esta crisis que azota al mundo.

Descargar comunicado

 

Posted by editorCEC1

Ingresa