“No sirven las medidas paliativas, es urgente detener este río de sangre”

Con estas palabras el obispo de Quibdó, monseñor Juan Carlos Barreto Barreto, hizo un llamado de alerta a las autoridades competentes, para que se tomen medidas urgentes y cese el incremento de violencia en el departamento del Chocó.

En una carta dirigida al Gobierno nacional, la Corte Suprema, la Procuraduría y la Defensoría del Pueblo, el prelado pide se tomen decisiones y correctivos en temas de seguridad para esta zona del país, pues según cifras de medicina legal en el 2016 se presentaron 124 casos de homicidios.

“Me dirijo a ustedes para solicitarles una acción articulada y estructural a corto, mediano y largo plazo con el objetivo de solucionar los problemas de inseguridad y violencia que se padece en este territorio. Es evidente que las políticas públicas para el Chocó y su capital deben cambiar. No sirven las medidas paliativas, es urgente detener este río de sangre”, señala la misiva.

El prelado pidió a las autoridades crear un plan de inversión social eficaz, que garantice a las actuales y futuras generaciones unas condiciones de vida dignas y sin violencia.


El siguiente es el comunicado: 


Posted by editorCEC1

Ingresa