Chocó, acosada y desprotegida en medio de paros armados

Tras los hechos del denominado “Paro pacífico” en varias zonas del país,  la Iglesia afirma que la violencia de los grupos armados ilegales se ha intensificado, sembrando así pánico y temor en la población afectada.

En un comunicado de prensa emitido por la Coordinación Regional del Pacífico, de la cual hacen parte varios obispos del país, solicitan del Estado una mayor presencia para detener la acción violatoria contra los derechos humanos de la población.

“Exigimos al Gobierno Nacional disponer de toda su capacidad institucional para detener la acción violatoria contra el DIH, los Derechos Humanos y el Derecho de los Pueblos, cometida por grupos paramilitares, subversivos y todo tipo de bandas criminales”.

Y, además, hacen un llamado al Gobierno Nacional para que se desarrolle una política integral de auténtico desmonte, donde se involucren a todos los grupos armados ilegales.

Por último pidieron a las autoridades competentes, protección para los líderes comunitarios y defensores de los derechos humanos, quienes en los últimos meses han recibido amenazas.

Hacen parte de la Coordinación Regional del Pacífico, las jurisdicciones eclesiásticas de Istmina-Tadó, Quibdó, Apartadó, Tumaco, Guapi y Buenaventura inspiradas en los valores del Evangelio, junto con organizaciones étnico-territoriales, sociales y de víctimas de afrocolombianos e indígenas.

Descargar comunicado

Foto: Internet

 

Posted by editorCEC1

Ingresa