Cuando el corazón del cristiano comienza a envejecer comienza a disminuir su vocación: Francisco

No perder la “juventud espiritual que te hace mirar siempre con esperanza”, es el llamado que hace el Papa Francisco recordando que “el cristiano siempre es joven (…) Cuando comienza a envejecer el corazón del cristiano, comienza a disminuir su vocación”.

Durante la Misa celebrada en Casa Santa Marta, el Santo Padre animó a no ser cristianos jubilados que han perdido la alegría y que no se dejan llevar adelante.

Para lograrlo, recordó, contamos con el apoyo del Espíritu Santo “aquel que nos acompaña en la vida, el que nos sostiene”.

“El Espíritu Santo es el Paráclito. Paráclito quiere decir que ‘es el que está junto a mí para sostenerme’, para que yo no me caiga, para que avance adelante, para que conserve esta juventud del Espíritu”, afirmó el Papa.

Finalmente, invitó a seguir el ejemplo de los santos y los mártires que “estaban llenos de alegría, tenían una juventud espiritual (…) Una juventud que te hace mirar siempre con esperanza. Pero para tener esta juventud se necesita un diálogo cotidiano con el Espíritu Santo, que siempre está a nuestro lado. Es el gran don que nos ha dejado Jesús: este apoyo que te hace ir adelante”.

Con información de Vatican News /ACIPRENSA

 

Posted by Diana Álvarez

Ingresa

Departamentos

Iglesia en el mundo