Formación: énfasis de trabajo con las familias en Colombia

Balance Encuentro Nacional de Matrimonio y Familia

Media Folder: 

Así quedó establecido al concluir el Encuentro Nacional de Matrimonio y Familia, desarrollado del 20 al 22 de agosto en la sede del episcopado colombiano.

Durante la jornada los delegados de 39 jurisdicciones eclesiásticas del país y laicos que apoyan este servicio fueron animados a fortalecer el nivel formativo con base en los lineamientos del Magisterio y las características del contexto actual.

 “Las familias se ven asediadas por una serie de ideologías y problemáticas y no contamos con las herramientas necesarias para enfrentarlas, de ahí la necesidad de formar a nuestros agentes (…) para poder defender la institución de la familia y la vida de toda persona”, explicó el padre Ramiro López M., director encargado del Departamento de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Para ello, agregó, se ha diseñado un plan de formación que responda a la necesidad pastoral. Dentro de esta propuesta se destaca la presentación de tres publicaciones: el Expediente Matrimonial, cursillo prematrimonial y material de acompañamiento a padres con hijos de cero a doce años.

“Queremos que, conociendo la realidad actual de las familias, estas reciban el anuncio del Evangelio y a su vez se constituyan en anunciadoras, es decir en familias misioneras”, afirmó el sacerdote.

El individualismo, el relativismo, la ideología de género, la sociedad de consumo, el hedonismo, entre diversos aspectos que marcan la realidad de la familia en la posmodernidad, fueron objeto de reflexión durante el encuentro. 

Al respecto, Martha Cuevas Garavito, educadora y orientadora, alertó sobre los desafíos que representa el acompañamiento pastoral a familias, destacando la dificultad que afrontan las parejas a la hora de construir un proyecto de vida común.

A esto se suma, explicó, la presión social de estudia o trabaja, lo que lleva a posponer la maternidad; el miedo a la crianza, están acostumbrados a la inmediatez a tenerlo todo ya, les da miedo hacerlo mal, no tenerlo todo a tiempo, entonces llegan a la conclusión que es mejor no traer hijos ‘así vamos a cuidar el planeta porque vamos a ser menos’.

Ante este panorama, la especialista destacó la importancia de fortalecer la formación desde los niños y jóvenes “hay que invitarlos a que den el sí en trabajo de misiones, en servicios sociales, para que entiendan lo que es darse y donarse, porque tener un hijo es dar parte de sí, de su vida y de su amor”.

También, precisó, “es importante crear dentro de la Iglesia y como comunidad cristiana redes de apoyo que ofrezcan testimonios sobre la paternidad y animen a mostrar el reto maravilloso de ser mamá y papá”.

Al cierre del encuentro, monseñor Édgar de Jesús García Gil, presidente de la Comisión de Matrimonio y Familia, entregó un balance positivo de la jornada afirmando que “permitió a los agentes tomar conciencia de la importante tarea que deben cumplir desde las jurisdicciones en el acompañamiento y creación de comités parroquiales para animar la Pastoral Familiar”. 

Finalmente, insistió en que “la Pastoral Familiar es fundamental en cualquier Iglesia, porque la familia es la cuna de la vida, la mejor comunión de amor y la plenitud de la imagen y semejanza de Dios en el mundo”.

Posted by Diana Álvarez

Ingresa

Departamentos

Iglesia en el mundo