Identidad, comunión y misión en el presbiterado, tema para los obispos

Con el objetivo de reflexionar si el ejercicio del ministerio pastoral del presbiterio corresponde a la de Cristo y proponer elementos para fortalecer la relación con su obispos, los sacerdotes y la comunidad, obispos del país presenciaron durante la mañana del segundo día de la Asamblea Plenaria el panel: “Identidad, comunión y misión en el presbiterado”.

En el panel participaron los padres Edgardo Alfonso Bernales (Barranquilla), Juan Pablo Montoya (Facatativá), Raúl Alfonso Carillo (Zipaquirá) y Ricardo Tovar (San Vicente del Caguán) donde respondieron a las preguntas:

1.    ¿Qué signos considera usted favorecen y no favorecen en su jurisdicción, el cultivo de la identidad, comunión y misión en su ministerio y en el de sus hermanos presbíteros?
2.    ¿De qué manera la pastoral sacerdotal en su jurisdicción ayuda de manera integral, procesual y continua al cultivo de la identidad, comunión y misión en el presbiterio?
3.    ¿Cómo percibe la fraternidad del obispo y el presbiterio para con los sacerdotes enfermos, discapacitados y eméritos? ¿En qué evidencia?
4.    ¿Qué fortalezas u obstáculos percibe usted en la vivencia de la comunión entre el presbiterio y el diaconado permanente?

El padre Edgardo Alfonso Bernales, Vicario de Pastoral, párroco de la parroquia  Santa Laura Montoya y formador del seminario mayor de la Arquidiócesis de Barranquilla, al referirse a los signos que favorecen y no favorecen la comunión en el presbiterio, destacó el Plan Pastoral como un camino común, subrayó la buena sintonía que existe entre los sacerdotes y resaltó los signos de comunión y espiritualidad que existen.

Por su parte, el padre Ricardo Tovar, Vicario Pastoral en el Vicariato Apostólico de San Vicente del Caguán, puntualizó que los signos que no favorecen la comunión en su jurisdicción son aquellos ocasionados por las distancias geográficas, el aislamiento que muchas parroquias sufren, la indiferencia de la población con el clero y el incremento de las sectas en la región.

Los panelistas coincidieron en que la pastoral sacerdotal permite la expresión de gestos sencillos como por ejemplo el aniversario sacerdotal, los cumpleaños y la formación permanente. 

Del mismo modo, se pudo apreciar que en el caso de la fraternidad del obispo y el presbiterio con los sacerdotes enfermos, discapacitados y eméritos se evidencia una gran cercanía porque hay visitas permanentes, diálogo y conocimiento de sus preocupaciones y necesidades. 

Finalmente en el caso de las fortalezas y obstáculos en la vivencia de la comunión entre el presbiterio y el diaconado permanente se destacó a los diáconos como un gran apoyo para los sacerdotes, también se precisó que entre los obstáculos se puede percibir que sus funciones no están claramente definidas, tienen vacíos doctrinales y en algunos casos sólo se prestan servicios litúrgicos.

Tras este compartir los obispos se reunieron en grupos y realizaron un taller con base a estas experiencias e iluminados por la Palabra.

Posted by Admin9834

Ingresa