Iglesia colombiana trabaja en fortalecimiento de Pastoral Presbiteral

Conscientes de la importancia y necesidad de fortalecer la Pastoral Presbiteral en las jurisdicciones eclesiásticas del país, la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), a través del Departamento de Ministerios Ordenados y Vida Consagra, se encuentra animando la consolidación de los Equipos Diocesanos, desde la formación permanente para la atención pastoral y el servicio a los sacerdotes.

“Vemos que esta Pastoral va hundiendo sus raíces, porque es relativamente nueva y necesaria hoy. En el momento que vive la Iglesia Universal y, en particular, la colombiana, es de gran utilidad para responder a retos muy grandes que se nos están presentando”, afirmó Monseñor Luis Albeiro Maldonado, obispo de Mocoa-Sibundoy y responsable de la Pastoral Sacerdotal en el país, al cierre del Encuentro Nacional de Delegados de Pastoral Presbiteral y Servidores del Clero, desarrollado del 25 al 29 de marzo en Bogotá.

El prelado explicó que “en los últimos 15 … 20 años se ha venido gestando este proyecto, creándose Equipos; definiéndose Delegados a nivel de Diócesis, estas a su vez han creado Comités; se tiene un trabajo de carácter regional por provincias y desde la CEC, a través del Departamento de Ministerios, se da soporte a estas estructuras (...) además, los obispos con su presbiterio están tomando conciencia de consolidar la Pastoral Sacerdotal”, precisó.

Como parte de este trabajo, los Delegados de esta Pastoral y sacerdotes de 26 Diócesis del país, durante el encuentro nacional, compartieron espacios de formación orientados a fortalecer la vida espiritual y la madurez humana, “para poder servir mejor”, señaló el padre Manuel Hernando Vega, director del Departamento de Ministerios Ordenados y Vida Consagrada del Episcopado.

Dentro de las conclusiones de la jornada, se destaca la necesidad de involucrar a los laicos, “nosotros tenemos un laicado a través de la Iglesia que quiere mucho al sacerdote. En varias Diócesis se ha abierto la experiencia de involucrar al laico en el cuidado y acompañamiento de los presbíteros, prestando así un gran servicio”, destacó Monseñor Maldonado.

Al respecto, invitó a los laicos a “que cuando se haga el llamado a involucrarse en esta Pastoral lo hagan con alegría, que, así como el sacerdote entrega su vida las 24 horas al cuidado de una comunidad, haya ojalá en cada parroquia un voluntariado que esté rodeando a los sacerdotes, les esté dando ánimo e incentivando, ayudándoles en este proceso”.

Sobre los Ministros Ordenados, precisó que, aunque ellos tienen claro que el primer responsable de la Pastoral Sacerdotal, son ellos mismos, pues cada sacerdote es responsable de su identidad, su crecimiento y del cuidado del don recibido, cuentan en cada Diócesis con un Delegado y un Comité que trabaja en coordinación con el Consejo Presbiteral y los obispos para procurar ayudar y tender la mano en los momentos de dificultad y así garantizar una formación permanente e integral”.

 

 

Posted by Diana Álvarez

Ingresa