Pilín León: “Vivo agradecida con Colombia”

Pilín León: “Vivo agradecida con Colombia”

Media Folder: 

“Yo creo que Colombia me regaló no solo la forma de ayudar a otros, sino una fe plena, una alegría dentro del exilio al saber que siempre que lo tengo a Él (Dios) no estoy sola”, afirmó esta venezolana que salió de su patria hace unos diez años para residenciarse en Barranquilla, junto con su esposo y sus tres hijos, buscando un espacio donde poder vivir en paz.

Ella es Carmen Josefina León Crespo, mejor conocida como Pilín León, la misma que en 1981 participó en Londres en el concurso de belleza ‘Miss Mundo’ obteniendo el primer lugar para su país.

Compartimos con esta especial mujer un ‘encuentro navideño’ en su reciente visita a la Conferencia Episcopal de Colombia, donde nos participó sobre su fe, su servicio parroquial, su trabajo incansable por sus compatriotas migrantes y sus recuerdos navideños.

“Al principio, cuando llegué a Colombia, no me encontraba en este país, pero soy una mujer de fe y mi padre siempre nos orientó en ese sentido y nos mantuvo, como familia, muy unidos a la Iglesia (...) Dejé entonces que Dios interviniera en mi vida y me acerqué a la parroquia del sector donde vivo, Santa Laura Montoya”, nos contó con emoción recordando su llegada a tierras colombianas.

Allí, en su parroquia, con la guía del padre Edgardo Bernales, esta venezolana de corazón ya colombiano, se ha esforzado por enriquecer su vida espiritual y fortalecer el sentido social que la ha caracterizado desde cuando fue reina hace 38 años. “Junto con varias hermanitas del movimiento Emaús adelantamos obras sociales en la cárcel del Buen Pastor en Barranquilla (…) Colombia me ha dado tanto que no puedo limitar mi ayuda solo a los venezolanos, sino que debo también pensar en la gente necesitada de este país.”

Y es que su gente venezolana siempre está presente en su corazón y en sus acciones, especialmente esos migrantes que llegan en alto grado de vulnerabilidad a la capital del Atlántico. Para ellos adelanta gestiones muy importantes como vicepresidente de la “Asociación Venezolanos en Barranquilla”, buscando alimentos, ropa, asistencia médica y techo provisional, mientras estas personas se ubican laboralmente.

Pilín, hoy, más que una reina toda una ‘dama de fe’ comprometida con los más necesitados, concluyó su visita pidiendo a Dios bendiciones para Colombia y Venezuela en esta navidad y en el año nuevo, y resaltando la importancia de la oración y el perdón en estos días de fiesta cristiana: “Pedir perdón y perdonar a todos aquellos que nos han hecho daño; orar por nuestros gobernantes, tanto de Colombia como de Venezuela, para que sea Dios quien los guíe en el camino de guiar a sus pueblos hacia la paz, la reconciliación y la prosperidad”.

Posted by editorCEC1

Ingresa