Que el 2016 sea rico en alegrías y paz

Al concluir el 2015, los obispos expresan su deseo para que el nuevo año sea bendecido por Dios, rico en alegrías y grandes transformaciones en el ámbito social, político, educacional y económico. Así lo manifestaron a través de un mensaje a todo el pueblo colombiano.

En el mensaje, firmado por el presidente del episcopado, monseñor Luis Augusto Castro Quiroga, se recuerda que "Dios no es indiferente y que le preocupa la humanidad", por ello "en ningún instante hemos de sentirnos abandonados por el Señor".

También hacen mención especial al tema de la paz. En este sentido, animan para que hagamos de nuestras vidas "un nuevo y gran aporte a la paz". "La paz solo será posible si cada uno hace de su existencia una obra de perdón y reconciliación, dejando atrás los odios y los deseos de venganza.", señalan los prelados.

Aprovechando el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, los pastores invitan a ser misericordiosos y promover los valores de la justicia, verdad, honestidad y lealtad. "Debemos ser solidarios con quienes no cuentan con lo mínimo para llevar una existencia digna, formar en valores y sólidos criterios a las nuevas generaciones".

Los obispos también hacen un llamado a los nuevos gobernadores y alcaldes para que durante su administración hagan buena política y honesto uso de los recursos,  así mismo animan al Gobierno Nacional para que siga buscando caminos de paz, justicia, equidad, respeto a los derechos humanos y a los valores que dignifican al ser humano.


 DESCARGA MENSAJE

Posted by Editor

Ingresa