Reacciones de obispos del país ante el histórico anuncio del cese bilateral

Monseñor Camilo Castrellón, obispo de Barrancabermeja, celebró la firma del acuerdo de cese bilateral al fuego. 

En un comunicado el prelado reafirmó el compromiso de la diócesis para trabajar en una pedagogía para la paz y posteriormente en el posconflicto.

“Como diócesis, vamos a trabajar unidos en la pedagogía de los Acuerdos de La Habana y, posteriormente, nos comprometeremos en el posconflicto para la construcción de la paz tan anhelada”, señala el mensaje.

Por su parte el obispo de la diócesis de Cúcuta, monseñor Víctor Ochoa se mostró optimista por la firma de los acuerdos alcanzados por el Gobierno y las Farc en La Habana y expresó que la paz es un compromiso de todos los colombianos.

"El compromiso es de todo un país en responder a procesos de reconciliación y de acciones que permitan mejorar el bienestar de los colombianos, por eso hay que apoyarlo y pedir al gobierno su compromiso social con el pueblo colombiano".

"Firmar la paz es consolidar la paz es consolidar situaciones de injusticia de pobreza, de exclusión de los campesinos es trabajar fuertemente para que nuestro país sea un país justo la necesidad de condiciones dignas de vivienda, que el país empiece a pensar no en guerra sino en construir la paz" declaró el prelado.

El arzobispo de Cali, monseñor Darío de Jesús Monsalve junto a la gobernadora del Valle, Dilian Francisco Toro, y el alcalde de la ciudad, Maurice Armitage, invitaron a los caleños a celebrar en la Plaza de Cayzedo la firma histórica de la paz entre el Gobierno colombiano y el grupo guerrillero.

Durante la marcha el arzobispo aseveró que esta firma es el comienzo definitivo de la paz e hizo un llamado a entrelazar las manos en símbolo de reconciliación y perdón, “hoy es un día para que las victimas tengan ese respiro de esperanza y frente a la impotencia que generan los hechos de violencia, acompañar al pueblo colombiano, sin bipartidismo de alguna índole, acompañar la comunidad, la ciudadana y la iglesia en eso se identifica claramente”. 

Con este encuentro, la Arquidiócesis de Cali continúa apoyando la labor que se ha realizado por la construcción de territorios de reconciliación y paz. “Que viva la paz y florezca el perdón”, afirmó monseñor Darío de Jesús Monsalve, durante su intervención, invitando a toda la comunidad a sumarse al proceso de paz que cambiará la historia de Colombia. 

De otro lado en el Atlántico el obispo auxiliar de Barranquilla, monseñor Víctor Tamayo, exhortó a todos los colombianos a mantener una actitud positiva frente al acuerdo firmado en La Habana, esto al referirse a quienes están en la oposición.

“Yo invito a todos los que están en la oposición para que analicen sus criterios, analicen sus circunstancias y seamos capaces todos de dar un paso generoso a una paz amorosa que necesitamos”, dijo el prelado.

“Me alegro mucho. Con una gran esperanza abramos el corazón y la mente para que esta sea una paz duradera, que tengamos una Colombia en paz por muchos años”, subrayó.

Posted by editorCEC1

Ingresa