Secretario general del episcopado invita a poner en manos de Dios los proyectos del 2022

Este jueves 13 de enero, con una eucaristía presidida por monseñor Luis Manuel Alí Herrera, secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), se dio apertura de manera oficial a las labores de la institución para el año 2022.

El también obispo auxiliar de Bogotá, presentó en nombre de los obispos un saludo de bienvenida a los directores de departamentos y funcionarios del Secretariado Permanente del Episcopado Colombiano (SPEC), animándolos al encuentro y a poner en manos de Dios los proyectos que se encaminen.

En su homilía, el prelado comenzó citando las lecturas bíblicas del día, que fueron tomadas del primer libro de Samuel y del evangelista San Marcos. Recordó que en el texto de Samuel se invita a reconocer que debemos poner en la presencia del Señor nuestros proyectos personales, familiares e institucionales y a estar seguros que Él escucha atentamente cada una de nuestras propuestas.

Igualmente, dijo que “cada uno de los presentes, estamos llamados por el Señor a responder a situaciones y circunstancias, pero también a proyectos, en el aquí y en el ahora, en todo lo que nosotros estamos viviendo en nuestras realidades humanas”.

Agregó que, en los proyectos humanos también se debe tener esa cuota de realismo. “Especialmente desde nuestra condición de creyentes no podemos manipular nuestra experiencia religiosa al pensar que el arca de la alianza es nuestra aliada en los momentos de prueba y de lucha”.

Al referirse al texto del evangelista San Marcos, señaló que este, nos invita a tomar conciencia en cada uno de nuestros proyectos de lo que es fundamental para el servicio y el respeto de la dignidad humana.

Por eso más que reflexionar sobre el personaje del leproso que nos presenta el evangelista San Marcos, es la actitud misericordiosa del Señor la que nos llama la atención. Es aquel que rompe todas las barreras culturales, sociales y religiosas (…) El Señor ante este leproso hace tomar conciencia que todo ser humano es digno y nadie puede ser manipulado, controlado, cosificado e irrespetado”, aseveró.

Finalmente, pidió unirse en oración para seguir creciendo y permitir que estas reflexiones que sugieren hoy las lecturas “sirvan de inspiración para dejarnos tocar por el Señor en cada uno de nuestros proyectos y en las actividades que estamos programando”.

Posted by editorCEC1

Ingresa