Una fuerza, de proporciones nunca antes vistas, está devastando la Amazonía: REPAM

En un comunicado, emitido el 18 de mayo 2020, la Red Eclesial Panamazónica (REPAM), “llama a una acción urgente y unificada para evitar una tragedia humanitaria y ambiental en la Amazonía, golpeada “de forma brutal por la pandemia de Covid-19, que alcanza a los más vulnerables, y el aumento descontrolado de la violencia sobre los territorios”.

En el pronunciamiento, firmado por el Comité Directivo de la REPAM, se presenta la preocupante realidad que se vive en los países de la Panamazonía (“cuenca que integra a 9 países alrededor de río Amazonas y sus afluentes. Tiene 33 millones de habitantes, de los cuales alrededor de 3 millones son miembros de pueblos indígenas originarios, cerca de 400 pueblos distintos y más de 120 pueblos en aislamiento voluntario o contacto inicial”).

Tras advertir de un colapso estructural en la región, se precisa que “la Iglesia se está haciendo eco de los llamados y pedidos de auxilio, en un contexto que amenaza la supervivencia de este bioma y de comunidades y pueblos indígenas”.

En Colombia, menciona el comunicado, “los obispos reconocen los esfuerzos del gobierno, pero enfatizan que “los pueblos indígenas, los campesinos y los afrodescendientes son los grupos en mayor riesgo, porque ya se encontraban en una situación de pobreza estructural, en condiciones de inseguridad alimentaria y desnutrición, sin acceso a la salud y al agua potable".

(…) “La inseguridad alimentaria de los pueblos indígenas es una preocupación también en Venezuela, donde estos pueblos se sienten amenazados por el posible contagio a causa de las actividades de minería ilegal en sus territorios y el tránsito de los migrantes venezolanos y gente ajena a sus territorios que cruzan sus tierras para que regresar a sus países de origen”.

(…) “Los obispos denuncian en particular los proyectos de ley para la minería en tierras indígenas y las medidas parlamentarias que intentan definir una nueva regularización de la tierra en Brasil, las cuales eliminan la reforma agraria, la regularización de los territorios de los pueblos indígenas y tradicionales, para favorecer el acaparamiento de tierras, la deforestación y a las empresas depredadoras, regularizando ocupaciones ilegales para la minería y el agronegocio en tierras indígenas”, se lee en la comunicación.

Por estas denuncias, agregan, “en varios contextos en la Panamazonía, la Iglesia ha sido calumniada y atacada, como sucedió recientemente con las vergonzosas e infundadas acusaciones, que repudiamos, de la Fundación Nacional del Indio (FUNAI - Órgano del Gobierno Federal brasileño) contra el Consejo Indigenista Misionero (CIMI).

No obstante, la Iglesia Católica, “ha realizado esfuerzos máximos, particularmente a través de las Cáritas de cada región, para contribuir con recursos materiales y económicos, así como también con el apoyo social y espiritual”.

(...) "En Perú, existe preocupación por la situación de varios pueblos amazónicos, incluidos muchos pueblos indígenas, que han emigrado a las ciudades en busca de trabajo y están totalmente desprotegidos. Los obispos de la Amazonía peruana instan a las autoridades a apoyar su regreso a  las comunidades y garantizar que esto se lleve a cabo de conformidad con los protocolos establecidos por el Ministerio de Salud".

(...)"La minería preocupa también al Policy Forum de Guyana, que denuncia las actividades extractivas que destruyen la selva, y también a la circulación de mineros con industria pesada, siendo un peligro de contagio para las comunidades del interior del país".

Finalmente, la REPAM llama a una acción unitaria. Los pueblos indígenas amazónicos, la sociedad civil de la Panamazonía y del mundo, la Iglesia Católica y todas las denominaciones religiosas preocupadas por el cuidado de la Creación, los gobiernos, las instituciones internacionales de derechos humanos, la comunidad científica, los artistas y todas las personas de buena voluntad, para juntar esfuerzos en defensa de la “Amazonía querida, con todo su esplendor, su drama y su misterio” (QA 1).

 

Descargue comunicado aquí

Más información: https://redamazonica.org/

Posted by Diana Álvarez

Ingresa

Iglesia en el mundo