“Quiero ser familia de Dios y servir a ustedes como su Arzobispo”

Este fue el saludo de bienvenida que ofreció el nuevo arzobispo de Popayán, monseñor Luis José Rueda Aparicio, durante la ceremonia de posesión que se realizó este sábado en el Coliseo La Estancia de esta ciudad.

“Les saludo a todos con respeto y amor me presento ante ustedes como un servidor de Cristo y de su Iglesia, nací para la vida y para la fe en una familia católica de Santander, aprendí a ser párroco en distintas parroquias de la diócesis de Socorro y San Gil. Por pura misericordia de Dios Padre y por benevolencia del Papa Benedicto XVI fui nombrado obispo de la diócesis de Montelíbano en Córdoba donde he descubierto la belleza y dureza de servir como obispo de la Iglesia del Señor”.

“Ahora por el amor del Padre Dios y por dignación del Papa Francisco vengo a ponerme en el camino de esta noble Iglesia arquidiocesana de Popayán, vengo con libre obediencia y porque sé que aquí como en los lugares donde he servido nunca estaré solo, esta es mi nueva casa, pero la familia es la misma Iglesia del Señor y la humanidad que Él quiere salvar por medio de su muerte y resurrección” afirmó el arzobispo.

El nuncio apostólico del Vaticano en Colombia, monseñor Ettore Balestrero fue el encargado de realizar el acto de posesión al nuevo arzobispo Rueda Aparicio. Participó el arzobispo saliente, monseñor Iván Marín López, 40 obispos entre ellos el cardenal José de Jesús Pimiento y el presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, monseñor Oscar Urbina Ortega, las principales autoridades locales y regionales  de esta zona del país, 200 sacerdotes y 3.500 fieles.

El nuevo prelado llegó el viernes 06 de julio al aeropuerto de la ciudad de Popayán, donde fue recibido por el arzobispo saliente, monseñor Iván Marín López, el Colegio de Consultores de la Arquidiócesis y las autoridades militares y de policía. En un acto protocolario el gobernador del Cauca, Óscar Rodrigo Campo Hurtado y el alcalde de Popayán, Cesar Cristian Gómez Castro dieron su saludo de bienvenida.

Durante un encuentro con la prensa el arzobispo Rueda Aparicio afirmó “Vengo a no reservarme, a darme plenamente”. Así mismo se dirigió a los padres de familia a quienes les dijo que tienen un tesoro que deben construir desde la casa, “los esposos también deben ser los edificadores y defensores de la vida y valores humanos porque cada familia es una escuela verdadera de humanismo, fe, ciudadanos hombres y mujeres, si se rescata esa primera escuela, rescatamos el futuro de Colombia”, concluyó.

El domingo 8 de julio a las  11:00 de la mañana el arzobispo Rueda Aparicio presidió su primera eucaristía en la Catedral Basílica Nuestra Señora de la Asunción.

Cabe recordar que el Papa Francisco nombró el pasado 19 de mayo a monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Popayán.


Posted by editorCEC1

Ingresa

Iglesia Colombiana