Trabajo constante y madurez en la fe, abonaron el camino para la nueva arquidiócesis

Arq-Florencia.jpg

Media Folder: 

El arzobispo electo de Florencia, monseñor Omar de Jesús Mejía Giraldo, afirmó que el reconocimiento hecho por el papa Francisco de elevar a arquidiócesis esta Iglesia Particular, es el resultado del trabajo realizado por los obispos, sacerdotes y laicos que le han antecedido en este caminar de la Iglesia.

“Esto es una bendición de Dios. Se ha hecho todo el proceso de Iglesia, hemos madurado muchísimo. Este es un trabajo sobre todo de ustedes, yo llevo aquí seis años, pero hay que agradecer a los sacerdotes Capuchinos que sembraron la primera semilla, a los sacerdotes y laicos de la comunidad del Instituto Misionero de la Consolata y, en los últimos años, a los sacerdotes diocesanos que han entregado la vida aquí, gastado su existencia por esta región; a los obispos que han trabajado en esta región. Uno como obispo o sacerdote se dispone a hacer la obra de Dios”, manifestó el prelado.

El obispo, quien asumirá su nueva dignidad al cargo de arzobispo una vez le sea entregado oficialmente el decreto por parte del Vaticano y se realice la ceremonia litúrgica para elevar la diócesis de Florencia a Arquidiócesis, dijo haber recibido esta noticia con mucha alegría, esperanza y gratitud y afirmó que asumirá con responsabilidad y admiración por sus antecesores este nuevo proyecto pastoral encomendado por la Iglesia Universal.

Hizo una invitación a los sacerdotes a unirse en torno al llamado del Papa Francisco a seguir avanzando en el acompañamiento a las comunidades, de manera especial, las más vulnerables de esta zona del país.

Por otra parte, resaltó el papel que han desempeñado los laicos en este caminar pastoral de la Iglesia caqueteña, por lo que, los convocó a seguir avanzando con fuerza “para que ahora como arquidiócesis podamos hacer un trabajo en comunión con las diócesis sufragáneas que han quedado también en esta nueva provincia eclesiástica, liderada por Florencia como la gran Arquidiócesis de la región de la Amazonía”.

Cabe recordar que, al conformarse Florencia como nueva Arquidiócesis, quedarán adscritas como diócesis sufragáneas las diócesis de San Vicente del Caguán y Mocoa – Sibundoy. Por su parte, los Vicariatos Apostólicos de Puerto Leguízamo – Solano, Leticia, Mitú e Inírida no podrán considerarse entre las sedes sufragáneas, sino que permanecerán sujetas directamente a la Santa Sede, pero podrán participar en las reuniones de los Obispos de esta nueva Provincia Eclesiástica, pero sin derecho a voto deliberativo.

Foto: Caquetá me gusta

Posted by editorCEC1

Ingresa

Iglesia Colombiana