“Invitamos a todos los actores armados a convertir su corazón”: Obispo de Tumaco

Frente a la posible desaparición, desde el pasado 13 de enero, de once hombres que salieron en una lancha con rumbo al municipio de Mosquera (Nariño), el obispo de Tumaco, monseñor Orlando Olave Villanova, se refirió al tema e hizo un llamado a los alzados en armas a renovar su corazón y defender la vida de las personas.

Invitamos a todos los actores armados a convertir su corazón, a descubrir en su corazón el querer de Dios que nos pide renovarnos y cambiar de actitud. Él nos pide defender la vida de todas las personas”, aseguró.

Monseñor Olave afirmó que esta región adolece de una comunicación eficaz entre los territorios, vía terrestre, telefónica y de internet, lo que ha hecho que se dé una serie de informaciones que no ayudan a clarificar lo que está pasando. “Hay distintas informaciones y comentarios, lo que sí es cierto y real es que hay once personas desaparecidas, y se han encontrado dos cadáveres que aún no están plenamente identificados”.

El prelado denunció que en la costa pacífica nariñense se sigue padeciendo por la violencia. Las comunidades viven en medio de la zozobra y temores, hechos que lo llevan a insistir en un llamado a los grupos ilegales para que frenen todo acto violento y no se ensañen contra la población.

Acciones pastorales de la Iglesia
Al referirse al acompañamiento que esta Iglesia particular viene adelantando a la población vulnerable de estos territorios, informó que los sacerdotes, religiosos, religiosas y agentes de pastoral, siguen haciendo presencia permanente para apoyar a las comunidades. 

Finalmente, dijo que la pastoral social sigue avanzando con el desarrollo de proyectos que llevan a caminar en un ámbito de paz y reconciliación.

El virus de la pandemia
Aunque el prelado observó que, si bien el año pasado se presentaron algunos casos de contagio, hoy afortunadamente no hay ninguna persona que esté con el virus dentro del clero o los equipos de pastoral.

Con un sentido de responsabilidad común, la Iglesia sigue insistiendo en la adopción de medidas para prevenir la propagación del Coronavirus (…) Seguimos en la actitud del autocuidado, de pedirle a la comunidad que se cuide, porque de todas formas el virus sigue, está presente y sigue siendo peligroso”, puntualizó. 

Posted by editorCEC1

Ingresa