“Que la violencia no sea la protagonista”: Obispo de Pasto

En medio de los fuertes disturbios que se vienen presentando en la ciudad de Pasto por la protesta social, el obispo Juan Carlos Cárdenas Toro hizo un llamado a la sensatez de sus habitantes, pidiendo el respeto por la vida humana.

Convoco a la sensatez del pueblo pastuso, tan rico en valores humanos y cristianos, para ser siempre un modelo de expresión ciudadana donde no haya cabida para los generadores del desorden y la destrucción, no sólo del patrimonio histórico de la ciudad sino de la vida humana, que debe ser protegida por encima de cualquier otra cosa”.

A través de un comunicado, el prelado asintió que es comprensible y laudable que se ejerza el ejercicio de la protesta social en el marco de la democracia, pero insistió que esta debe realizarse bajo “el respeto por el principio de la vida individual y colectiva y la salvaguarda del bien común, así como de los bienes privados”.

Monseñor Cárdenas Toro expresó su cercanía y solidaridad a las personas que salieron de manera pacífica a marchar y que se vieron afectados en su salud, de manera particular mostró su atención hacia los policías que sufrieron este jueves quemaduras luego de que encapuchados les lanzaran una bomba incendiaria, calificando estos hechos como inaceptables.

Aplaudió el hecho de que sean los jóvenes quienes estén en primera línea liderando estos espacios de participación social: “Es un signo de esperanza, que debe verse refrendado por los valores de la creatividad, la dignidad y la responsabilidad”.

El obispo continuó su mensaje afirmando: “No permitan que el protagonismo sea cooptado por quienes buscan generar anarquía y caos a través de la violencia”, por lo que afirmó que, si bien los primeros responsables de tutelar el orden ciudadano son las autoridades, “quienes convocan la movilización ciudadana deben buscar estrategias para blindar estas iniciativas ciudadanas de los anarquistas y violentos. Ratificamos que la violencia, deslegitima y distrae las razones fundamentales de la protesta social”.

Igualmente, hizo un llamado para que las autoridades de gobierno generen espacios de diálogos encaminados a proponer políticas más conectadas con la realidad del pueblo colombiano. “Justicia, eficiencia, eficacia y credibilidad, son premisas clave que deben tenerse en cuenta”.

Finalmente, indicó que la Iglesia estará siempre dispuesta a aportar en los espacios de diálogo, reflexión y propuestas que eventualmente se puedan abrir y que así lo requieran. 

Descargar comunicado

 

Posted by editorCEC1

Ingresa