Acción de gracias por Beatificación de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo

Con una eucaristía presidida por el Arzobispo de Villavicencio y Presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia, Monseñor Oscar Urbina Ortega, la Iglesia de Arauca dio un acción de gracias por la beatificación de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, primer pastor de esta Jurisdicción.

Durante su homilía el arzobispo calificó al nuevo Beato como el apóstol de la Paz y habló de la fuerza de su amor y entrega a Dios y a esta tierra.

“En la Cruz hay dos caras: la cara oscura está detrás, donde está escondida la violencia, la maldad que sobre aquel mártir del Gólgota se dio en la tarde del viernes santo. (…)  Pero en la otra cara, la que para nosotros cada día siempre es más visible, está el signo poderoso que no podrá ni siquiera la muerte destruir, la fuerza del amor que se hace entrega, servicio, compañía, ternura, acompañamiento, escucha, dialogo, solidaridad, perdón, NO violencia y Paz”, afirmó el prelado.

Recordó que esta nación no está condenada a la violencia, ni a vivir con miedo, más bien, a vivir con esperanza “porque Dios la enriqueció como ninguna otra, con una riqueza natural maravillosa que se inicia aquí, en esta tierra – continuó -  Dios la enriqueció con nosotros, una raza capaz de poder construir una nación fraterna, justa, amable, como esta tierra y llena de paz".

Monseñor Urbina Ortega finalizó su homilía afirmando que no hay paz plena sin reconciliación y pidió la intercesión  de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo, de quien dijo “vivió con amor generoso y silencioso, para que llegue la paz a esta tierra y a nuestra nación”.

El acto litúrgico se realizó en Santa Isabel, vereda donde hace 28 años fue el martirio de Monseñor Jesús Emilio Jaramillo Monsalve. Asistieron 25 obispos, sacerdotes y religiosas de varias zonas del país, fieles laicos. Además hicieron presencia los misioneros Javerianos del Yarumal y una delegación del Municipio de Santo Domingo, Antioquia, lugar de nacimiento del Beato.

Por su parte el Nuncio Apostólico, monseñor Ettore Balestero, estuvo presente el día 02 de octubre donde celebró una eucarística en la Catedral Santa Barbara, durante su homilía se refirió al Beato Jesús Emilio Jaramillo, como un mártir que dio su vida por el mensaje de Jesucristo. “Su fortaleza radicó en la perseverancia por llevar el mensaje del Hijos de Dios a lo más recóndito de estas tierras araucanas”, aseveró.

La acción de gracias se realizó por primera vez en Arauca, el pasado 03 de octubre fecha litúrgica que fue instituida por la Santa Sede para conmemorar la fiesta del Beato Jesús Emilio Jaramillo.

Posted by editorCEC1

Ingresa