Bancos de Alimentos de la Iglesia han entregado más de 15 millones de kilos de víveres durante pandemia

En medio de la pandemia, los bancos de alimentos han sido una herramienta fundamental en la labor que desarrollan las Diócesis para asistir a las familias en estado de vulnerabilidad. El objetivo es ayudar a disminuir el hambre en las personas de más bajos recursos de las comunidades que conforman cada una de estas jurisdicciones eclesiásticas.

Las arquidiócesis de Barranquilla, Bogotá, Bucaramanga, Cali, Cartagena, Ibagué, Manizales, Medellín, Villavicencio y las diócesis de Cúcuta, Cartago, Pasto, Pereira, Neiva, Montería, Sincelejo, Santa Marta y La Guajira, quienes hacen parte de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia (ABACO), han llegado a diferentes lugares del territorio colombiano entregando alimentos a fundaciones, organizaciones y comunidades que se han visto afectadas por la emergencia sanitaria.

Del 30 de marzo al 26 de mayo, han entregado 15 millones 217 mil 366 kilos de comida, atendiendo así a un millón 449 mil 274 personas.

Los Bancos de Alimentos funcionan por medio de donaciones que realizan personas o empresas, estas pueden ser dinero o alimentos como tal. Es importante resaltar que esta labor se ha intensificado dada la situación de crisis por la que atraviesa el país.

“Desde que inició el aislamiento preventivo obligatorio, por instrucción de nuestro arzobispo Omar de Jesús Mejía Giraldo, se empezó un trabajo arduo convocando a la solidaridad mediante el Banco de Alimentos, tenemos un centro de acopio en donde recibimos toda clase de ayudas de los mismos comerciantes y gente sencilla. Ha habido donaciones desde 1 libra de arroz, hasta una arroba de arroz, incluso, hay comerciantes que nos han regalado una tonelada de comida”, asegura Miguel Floriano Carrera, director del Secretariado Diocesano de Pastoral Social de la arquidiócesis de Florencia.

En el caso de Bogotá, el Banco Arquidiócesano cuenta con gran experiencia y capacidad en gestión de ayudas humanitarias y lo realiza de diferentes formas:

1. Aportes de alimentos a fundaciones, parroquias y organizaciones de acción social, producto de donación de empresas.

2. Campaña de donaciones de alimento o dinero, que ha permitido la entrega de kits de alimento y aseo a la población necesitada.

3. Siendo mediador y garante de ayuda, a través de la recepción y remisión de donaciones con destino a los proyectos humanitarios de la Alcaldía Mayor.

Entregar estas ayudas alimenticias no es solo un ejemplo de amor por el prójimo, sino también de solidaridad y trabajo en equipo, ya que es un trabajo conjunto en el que participan los donantes, Agentes de Pastoral, voluntarios, miembros de la Policía y demás organizaciones que deciden vincularse para que todo sea posible.

Tomado de: caritascolombiana.org

Posted by Diana Álvarez

Ingresa