Cálido recibimiento a la hermana Gloria Cecilia en su ciudad natal

La religiosa Gloria Cecilia Narváez regresó este lunes 22 de noviembre a Pasto, su región natal, donde fue recibida con una muestra cultural en el aeropuerto Antonio Nariño, allí le esperaba una caravana de personas, entre las que se encontraban sus familiares, un grupo de hermanas Franciscanas de María Inmaculada y Santuario Eucarístico Maridíaz, una delegación de la Diócesis de Pasto y amigos.

Así también, el 23 de noviembre, en la Catedral Sagrado Corazón de Jesús, monseñor Juan Carlos Cárdenas Toro, obispo de la Diócesis de Pasto, celebró una eucaristía en acción de gracias por el regreso de la religiosa, por su familia y por las Hermanas Franciscanas de María Inmaculada, comunidad a la que pertenece la hermana Gloria Cecilia.

Durante su homilía el prelado aseguró que “este es un momento feliz que estamos viviendo” y exhortó a la comunidad católica a rodear con la oración y afecto a la religiosa, quien durante cuatro años y ocho meses estuvo secuestrada por hombres del grupo Al-Qaeda, alejándola de su familia, su comunidad y de su terruño.

 “Demos gracias a Dios por la liberación de la Hermana Gloria Cecilia Narváez, pidámosle al Señor que pueda encontrar en el abrazo de nuevo con sus hermanos y hermanas, con la comunidad creyente, en el acompañamiento de los profesionales en distintas disciplinas, la recuperación de su vida herida en estos momentos por el secuestro”, aseveró el jerarca

Destacó que, a lo largo de su angustioso cautiverio, la comunidad nariñense que se caracteriza por su abnegada devoción y apego a la fe católica, siempre estuvo atenta a pedir la pronta liberación de la religiosa a través de la oración permanente, por lo que bendijo y agradeció a Dios el haber escuchado las súplicas de todos.

Es el gozo de una comunidad que ha orado sin desfallecer durante todo este tiempo, en la esperanza de ver algún día que llegará este momento de la libertad”, apuntó.

Monseñor Cárdenas dijo que ahora vendría el feliz reencuentro con sus seres queridos, el disfrutar de ellos el “reencontrarse con el amor de su familia y tener la oportunidad, poco a poco, de ir sanando las heridas interiores, emocionales y también seguramente las secuelas que en su cuerpo ha dejado este tiempo del secuestro”.

Recordemos que la hermana Gloria Cecilia fue secuestrada desde el 7 de febrero de 2017 cerca de la localidad de Koutiala, en Malí cerca de Burkina Faso, al occidente de África; lugar donde venía realizando una misión de evangelización y atención humanitaria desde hacía 12 años. Su liberación se dio el pasado nueve de octubre de 2021.

 

 

Posted by editorCEC1

Ingresa