Diócesis de Armenia, siguiendo las enseñanzas de Jesús en tiempos de crisis

Armenia.jpg

Media Folder: 

La Iglesia Católica sigue trabajando por brindar asistencia humanitaria a las poblaciones y familias más vulnerables de las diferentes regiones del país. Por medio de Arquidiócesis, Diócesis y Vicariatos, se sigue trabajando por atender a las personas que más lo necesitan en este momento de dificultad por el que atraviesa el mundo.

“La Diócesis, mediante la Pastoral Social, siempre está preocupada y presente en todas las acciones sociales que le competen, entre esas está el Banco de Alimentos que todo lo que recibe en alimentos o productos de consumo humano los entrega a las comunidades vulnerables, fundaciones y hogares que albergan adultos mayores”, asegura el Diácono Permanente Carlos Ariel Rojas, director de la Pastoral Social Diocesana de Armenia.

En este momento se ha incrementado la búsqueda de ayudas para suplir necesidades básicas de los más necesitados. En cabeza de Monseñor Carlos Arturo Quintero Gómez, obispo de la Diócesis de Armenia, en la primera semana de cuarentena se repartieron 400 mercados entre las diferentes parroquias, de acuerdo a sus necesidades y, por otro lado, se han entregado mercados puerta a puerta a grupos de venezolanos distribuidos en la ciudad.

El Diácono Carlos Ariel ha dicho que “el principal objetivo es cumplir el principio del Evangelio, siguiendo las enseñanzas de Jesús: darle de comer al pobre y necesitado y siguiendo el principio bíblico, ‘si hay junto a ti algún pobre de entre tus hermanos, en alguna de las ciudades de tu tierra que Yahveh tu Dios te da, da, no endurecerás tu corazón ni cerraras tu mano a tu hermano pobre’ (Dt. 15,7-8) DSI”.

De estas actividades participan los colaboradores de la Pastoral Social, quienes realizan la labor de acopio, selección y entrega de productos, asimismo, fundaciones, personas y entidades que hacen sus donaciones, entre ellas, diversas cadenas de supermercados.

En momentos de crisis como la que se vive actualmente por cuenta del coronavirus, la esperanza y la solidaridad deben mantenerse en pie para así trabajar unidos por superar la situación, pero también, abrir el corazón a Dios. “No perdamos la confianza en Dios, siempre adheridos a su misericordia y Providencia Divina” es el mensaje que el Diácono Permanente Carlos Ariel Rojas, director de la Pastoral Social en esta ciudad deja a los colombianos.

Fuente: Of. de comunicaciones SNPS
 

Posted by editorCEC1

Ingresa