Diócesis de Cúcuta brinda ayuda en las carreteras a los migrantes caminantes

Tras varios meses represados en la frontera entre Colombia y Venezuela, y muchos otros sin encontrar posibilidades en su país de origen, los migrantes caminantes venezolanos reaparecieron en las carreteras nortesantandereanas, rumbo al interior de Colombia o a otro país, con el objetivo de mejorar sus condiciones de vida.

En el contexto de la pandemia, estas personas enfrentan un problema más de salubridad en su travesía, el posible contagio de COVID-19, que podría agravar cualquier situación de salud que presenten o afectar severamente a niños y ancianos. Esta situación de los caminantes fija la atención de la diócesis de Cúcuta, que, acudiendo al llamado del Papa Francisco de acoger, proteger, promover e integrar, une fuerzas para salir a su asistencia y acompañamiento espiritual.

De esta manera, gracias a la Fundación Papal, Populorum Progressio, la Iglesia Particular de Cúcuta recibe una tercera fase de donaciones de parte del Papa Francisco, la cual se compone de 3.330 paquetes alimenticios y 3.330 kits de higiene y protección (el cual incluye gel antibacterial y tapabocas). Estos serán distribuidos en un tiempo de 21 días, realizando entre 250 y 300 entregas por jornada.

A través del Banco Diocesano de Alimentos (BDA) se organiza todo el despliegue para ejecutar las donaciones; la primera entrega se realizó el martes 13 de octubre, beneficiando a los caminantes que transitaban entre Cúcuta y el municipio de Chinácota. Por su parte, el BDA añadió a los paquetes bebidas hidratantes, frutas y gorras con la imagen de Su Santidad, el Papa Francisco.

Centro de Comunicaciones de la Diócesis de Cúcuta

Posted by editorCEC1

Ingresa