Diario Portafolio exalta gestión social y humanitaria de sacerdotes cucuteños

Cucuta1.jpg

Media Folder: 

La distinción entregada a los sacerdotes David Caña Pérez y Francesco Bortignon, quienes lideran las obras diocesanas: Casa de Paso ‘Divina Providencia’ y Centro de Migraciones, respectivamente, se constituye en un reconocimiento al servicio solidario que la Diócesis de Cúcuta, animada por su obispo Monseñor Víctor Manuel Ochoa Cadavid, ha brindado a los migrantes venezolanos.

El padre Bortignon, misionero scalabriniano, desde el Centro de Migraciones, ha atendido con caridad a los venezolanos desde el año 2016.  Por su parte, el padre David, en la Casa de Paso, desde el año 2017 a la fecha, con el apoyo de voluntarios, empresarios, comunidades parroquiales y gente de buena voluntad a nivel nacional e internacional, ha entregado más de 750.000 almuerzos a quienes atraviesan la frontera, siendo prioridad los niños, mujeres y ancianos.

En el Centro de Migraciones de la Diócesis de Cúcuta se le ha brindado hospedaje, actividades lúdicas y servicios médicos a cerca de 5.000 personas en un año. 

“Nosotros vivimos la caridad desde la acción de fe, desde el Evangelio, desde nuestra identidad como cristianos, porque la misión de un cristiano es amar y servir y pues Dios nos ha permitido ser reconocidos ante esa realidad. Por eso, vamos a seguir trabajando para continuar dando fruto en nuestras comunidades, haciendo posible que la caridad se viva en Cúcuta”, señaló el padre David Caña durante la entrega del reconocimiento en la ciudad de Bogotá.

El evento contó con la participación del Presidente de la República, Iván Duque y de los grandes empresarios de Colombia, ante los que se presentó la compleja situación que viven los migrantes venezolanos en la frontera y las acciones humanitarias que la Diócesis lidera con el objetivo de mitigar el hambre de los migrantes, a través de comedores que las parroquias han dispuesto, de la Casa de Paso, el Centro de Migraciones y de las ayudas recibidas por los fieles y organizaciones nacionales e internacionales que se vinculan para aportar, motivados por la generosidad y misericordia que se practica en esta Iglesia Particular.

El sacerdote también explicó por qué la Casa de Paso ‘Divina Providencia’ está ubicada a un kilómetro del Puente Internacional Simón Bolívar, que conecta con San Antonio del Táchira, Venezuela: “Porque todavía el hermano venezolano tiene una oportunidad de habitar su país, en cuanto a la vivienda. Por la situación de la moneda al cambiarla, allí no pagan servicio de luz ni agua, no pagan ninguna de esas prioridades que nosotros sí pagamos en Colombia; es decir, si una familia venezolana desea vivir dignamente en nuestro país o a cualquier parte fuera de Venezuela necesita un promedio de 900.000 pesos o 300 dólares, por eso la Casa de Paso es gran bendición para ellos, porque los hermanos llegan a la Casa a buscar el alimento y retornan otra vez para Venezuela”. 

Premios Portafolio 2018 destaca a personas y empresas del país que promueven el desarrollo económico y/o social. En esta oportunidad el galardón se otorgó en la categoría ‘Personas excepcionales trabajando por la comunidad’.
 

Posted by editorCEC1

Ingresa

Iglesia en el mundo