Drama Venezuela. El Obispo de Cúcuta: necesitamos médicos e insumos

El drama de los migrantes venezolanos no se detiene. En la frontera con Colombia, cientos de voluntarios atienden cada día al menos a 45 mil personas, muchos de los cuales viven de la limosna en la misma frontera. A causa de la ausencia de vacunas, enfermedades como la lepra y la tuberculosis se han hecho presente en los sanatorios. El Servicio de Noticias de la Santa Sede (Vatican News) conversó con Monseñor Víctor Ochoa Cadavid, Obispo de Cúcuta, quien brinda detalles de esta delicada situación.

"Tenemos un drama humanitario en la frontera de Cúcuta con el hermano pueblo de Venezuela. A Cúcuta están llegando cada día al menos 45 mil persona. Hemos tenido puntas de 70 mil personas en un día, de los cuales quedan en Colombia unos cinco mil, algunos de paso a Ecuador, Perú y Chile. Otros quedan para caminar e ir a distintas ciudades de Colombia o establecerse en Cúcuta", explica el prelado. 

Los alimentos para atender a la población migrante proviene de comerciantes, parroquias y familias, además de donaciones de organismos multilaterales.

Para acompañar a los migrantes que deciden ir a otras ciudades la diócesis le brinda un pequeño kit para que puedan afrontar el camino. "Les damos agua, galletas dulces que tienen una buena cantidad de energía, nos ayudan comerciantes que las producen, repartimos mermelada de guayaba dura, el “bocadillo” le llamamos, un alimento tradicional colombiano que sirve para dar mucha energía. También les damos latas de atún, proteínas y grasa que les sirve para atravesar la montaña. Cuando tenemos les damos alguna cobija para que puedan atravesar y vivir el frío".

ACCEDE A LA ENTREVISTA COMPLETA: TEXTO | AUDIO

A pesar de la presencia del Gobierno colombiano para atender a los migrantes, los esfuerzos son insuficientes. "Hay atención de parte del hospital, hay atención de parte del bienestar familiar, de parte del ministerio de salud. Creo que hay interés del gobierno, pero es un drama porque es un número muy grande, realmente es un número muy grande de migrantes que está cada día tocando Colombia", explica el obispo.

Una de las grandes urgencias es la atención médica y las medicinas que no son suficientes. " Necesitamos alimentos y necesitamos medicinas. Cada día atendemos con cuatro médicos y algunas enfermeras, las necesidades médicas de estas personas. Hay grandes necesidades sobre todo en lo que respecta enfermedades catastróficas como son llamadas: la hipertensión, la diabetes, cáncer, situaciones de epilepsia, entonces, hay medicinas que son fundamentales y que no se consiguen en Venezuela en este momento".

Se tiene previsto que para el año 2019 lleguen tres millones de migrantes. "Se están quedando entre cinco y seis mil personas diarias. Tenemos puntas de siete el fin de semana".

Monseñor Víctor Ochoa Cadavid destacó la generosidad del pueblo colombiano con los migrantes, sin ebargo advierte que hay situaciones que pueden generar dificultades. "Creo que hemos tenido hasta ahora una generosidad muy grande, nuestro pueblo ha sido generoso, pero comienzan a aparecer situaciones muy puntuales. Pero también es que es un fenómeno muy grande. Ya Colombia tiene un millón 800 mil personas provenientes de Venezuela. 500 mil colombianos retornados, y al menos un millón 300 mil venezolanos que han buscado refugio en Colombia"

 

Posted by Admin9834

Ingresa

Episcopado al día

Iglesia en el mundo