El “Jesús, Habitante de Calle” llega al cerro tutelar de Monserrate

El pasado viernes 19 de febrero en el Santuario del Señor de Monserrate, fue bendecida la escultura “Jesús, Habitante de Calle”, por monseñor Luis José Rueda Aparicio, arzobispo de Bogotá y primado de Colombia, dijo que este monumento devela el rostro sufriente de tantos migrantes y personas habitantes de calle, a los que hay que prestar mayor atención.

A la inauguración asistieron el rector del santuario de Monserrate, padre Jesús Pinzón, los obispos auxiliares Pedro Salamanca y Luis Manuel Alí; el vicario para la Dimensión Social de la Evangelización, monseñor Jaime Mancera, y el secretario de la Nunciatura Apostólica en Colombia, monseñor Giovanni Bicchierri.

La jornada inició con Lectura del texto bíblico sobre la pasión de Cristo, continuó monseñor Luis José Rueda con la  meditación sobre el texto bíblico (San Marcos 15,21-39). Posteriormente, siguieron las palabras de la hermana Nohemí Sánchez, Hija de la Caridad Sierva de los hermanos de la calle, Fray Gabriel Gutiérrez más conocido como “Fray Ñero”, director de la Fundación Callejeros de la Misericordia y además también de dos ex habitantes de la calle.

Luego, se dio paso a la presentación de la escultura por monseñor Luis Manuel Alí y la bendición a un costado del templo de la escultura por monseñor Luis José Rueda Aparicio.

La escultura
La obra fue donada  por un feligrés de la arquidiócesis de Los Ángeles, por intermediación de monseñor Luis Manuel Alí Herrera. Es hecha de bronce, de tamaño natural, presenta a un hombre anónimo, con su cara y manos escondidas debajo de una manta. Sin embargo, las heridas abiertas en sus pies revelan que se trata de Jesús.

“Estoy muy feliz de tener al “Jesús, Habitante de Calle” en Bogotá, es un gran honor para mí. Hace muchos años cuando creé la escultura por primera vez, me encontraba en Toronto, Canadá. Vi una persona sin hogar en medio del invierno cubierta con una manta, volví al estudio y no pude olvidar a esa persona, sentí que acababa de ver a Jesús. Entonces empecé a crear una figura de Cristo como ninguna otra, donde su cuerpo se encuentra cubierto y la mayoría de su cuerpo también” indicó Tim Schmalz.

El papa Francisco, bendijo el modelo pequeño de la escultura y afirmó que era una excelente y hermosa representación de Jesús. La obra ha sido puesta en varios lugares del mundo como la Catedral Nacional en Madrid (España), también en la Catedral de Nueva York y en y Cafarnaúm en Tierra Santa entre otras.

“Creo que el lugar escogido en Bogotá para instalarla, es muy simbólico, porque no solo pertenece a la montaña, sino que tiene toda la vista a la ciudad y en ese sentido Jesús estará mirando todo el país, que cubrirá con su manta simbólica a toda Colombia, afirmó Schmalz.

Fuente: Of. Comunicaciones de la Arquidiócesis de Bogotá
Fotos y video: Of. Comunicaciones de la Arquidiócesis de Bogotá

Posted by editorCEC1

Ingresa