En Semana Santa hay que estar en armonía con la vida

La Arquidiócesis de Bogotá, la Corporación Autónoma Regional y de Desarrollo Sostenible (CAR) Cundinamarca, la Policía Nacional, la Terminal de Transportes y las Secretarías de Ambiente de Bogotá y de Cundinamarca,  se unen en esta Semana Mayor presentando la campaña “En Armonía con la Vida”.

Esta campaña que nació en 2003, es un llamado a la reflexión y concientización frente al tráfico de especies de fauna y flora, que se presenta durante esta época y que con el paso de los años viene generando el deterioro de importantes ecosistemas.

Durante una rueda de prensa en la Terminal de Transporte de Bogotá, se invitó a toda la ciudadanía a cuidar los recursos naturales y a denunciar cualquier actividad que atente contra ellos, ya sea el comercio, tráfico y transporte de especies como loros, pericos, tortugas morrocoy, palmas de cera y vino, que se ven amenazadas por prácticas religiosas y culturales durante la Semana Santa.

Este llamado a la ciudadanía a cuidar los recursos naturales y a denunciar cualquier actividad que atente contra ellos, lo hizo también la Arquidiócesis de Bogotá, a través del padre Wilfrán Oyola, coordinador arquidiocesano de evangelización de la movilidad humana y director ejecutivo de la Fundación de Atención al Migrante, quien animó a celebrar una Semana Santa en armonía con la vida y la naturaleza.

Tradicionalmente, factores culturales como la tenencia de especies exóticas como mascotas, la comercialización de estas en plazas de mercado y la utilización de ciertas plantas para la elaboración de ramos que serán usados durante las celebraciones litúrgicas aún perduran en muchos lugares de nuestro país. 

“Cuando un animal es separado de su hábitat, se le causa mucho daño. Las especies sufren en entornos distintos al escenario natural, incluso algunos mueren, mientras que los que son recuperados durante los operativos tardan en readaptarse”, indicó Néstor Guillermo Franco, director general de la CAR Cundinamarca. Y agregó: “Esperamos que en la Semana Mayor que se aproxima, podamos celebrar con prácticas amigables con el ambiente y vivir en armonía con la vida. Sin embargo, informamos que ya hay sanciones vigentes para las personas que comercialicen y trafiquen con especies silvestres”.
 
Por su parte, la Secretaría Distrital de Ambiente incrementará los operativos de control en la terminal de transportes, en el Aeropuerto El Dorado y en las plazas de mercado de la capital. Durante el primer trimestre de este año, la autoridad ambiental ha logrado recuperar 1.214 animales silvestres y cerca de 30 kilos de carne de tortuga o hicotea.

Según el Código Penal, quienes incurran en el delito de tráfico ilegal de fauna silvestre podrían acarrear penas de entre 32 y 90 meses de cárcel, así como multas de hasta 15.000 salarios mínimos legales vigentes.  

Fuente: Of. de comunicaciones Arquidiócesis de Bogotá
Fotos: Tomadas de internet

Posted by editorCEC1

Ingresa

Departamentos

Iglesia en el mundo