Iglesia comprometida con la justicia, el celo pastoral y el cuidado de la familia

Con el objetivo de profundizar en el tema de la justicia eclesiástica matrimonial, con la particular mirada que surge de la profundización de la Carta Apostólica, en forma de Motu Proprio del Papa Francisco: ‘Mitis Iudex Dominus Iesus’, que reformó, desde hace 4 años, el proceso canónico para las causas de declaración de nulidad del matrimonio en la Iglesia Latina, se desarrolla en la sede de la Conferencia Episcopal de Colombia, el V Encuentro de Estudios Canónicos.

Durante la jornada, organizada por Tribunal Eclesiástico de Apelación para Colombia, se profundizará, ha explicado el padre Omar Enrique Cristancho, Vicario Judicial del Tribunal, en dos aspectos centrales: “el proceso normal, ordinario, de anulación de matrimonio y el nuevo proceso que es más breve y tiene unas características particulares”.

Es importante comprender bien estos dos procedimientos, agregó el sacerdote al enfatizar que “analizar cada una de sus etapas y el modo cómo se hace la sentencia en cada uno de los procedimientos, permitirá garantizar una mayor justicia y promover el respeto a la familia”.

Sobre el encuentro que congrega, por primera vez, a los cerca de 53 Tribunales Eclesiásticos del país, monseñor Francisco Antonio Nieto Súa, obispo de la diócesis de Engativá y moderador del Tribunal Eclesiástico de Apelación, precisó que “es innegable que durante estos 4 años se ha dado un renovado interés por el servicio que se presta en los Tribunales Eclesiásticos”.

En este sentido, señaló que “se ha motivado, intensificado y reforzado, de manera especial, el deseo de los obispos de tener su Tribunal Diocesano, por el acompañamiento pastoral que debe brindarse a los creyentes y a su entorno familiar, como ampliamente lo reflexionaron los Sínodos del 2014 y 2015 y como sabiamente lo enseña el Papa Francisco en la Exhortación Apostólica Postsinodal Amoris Laetitia”.

Finalmente, durante la instalación del evento, en el que participan obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas, vicarios judiciales y colaboradores de los Tribunales Diocesanos, destacó el desafío que ha representado para Colombia la reforma de los procesos de nulidad, que “ha implicado grandes innovaciones procesuales y grandes esfuerzos al interior de las Iglesias Particulares”.

Ante esta realidad, puntualizó: “la Iglesia consciente que el matrimonio y la familia constituyen uno de los bienes más preciosos de la humanidad, quiere hacer sentir su voz y ofrecer su ayuda a todo aquel que, conociendo ya el valor del matrimonio y de la familia, trata de vivirlo fielmente, a todo aquel que en medio de la incertidumbre o de la ansiedad, busca la verdad y, a todo aquel que se ve injustamente impedido para vivir con libertad el propio proyecto familiar”.

Posted by editorCEC1

Ingresa