Iglesia en Pereira manifiesta cercanía con familias de víctimas del invierno

El obispo de Pereira, monseñor Rigoberto Corredor Bermúdez, manifestó su cercanía a los familiares de las víctimas que dejó el deslizamiento de tierra en la variante La Romelia-El Pollo, en la Autopista del Café, entre los municipios de Dosquebradas y Pereira.

Quiero “manifestar a todas las familias que sufren la muerte de sus seres queridos en este derrumbe, mi  saludo fraterno de cercanía y solidaridad”.

Monseñor Corredor Bermúdez, en diálogo con el departamento de comunicaciones de la Conferencia Episcopal, manifestó que los sacerdotes de las distintas parroquias donde se han generado las inundaciones, que ya dejan más de 250 viviendas afectadas y cerca de 1.800 damnificados, están prestando su colaboración e informando sobre las necesidades más urgentes que requiere la comunidad.

“No hemos descuidado nuestras obligaciones morales y espirituales con los damnificados, vemos que el Gobierno está dando respuestas inmediatas a este drama tan sorpresivo que nos ha golpeado (…) Las parroquias afectadas están con sus sacerdotes dispuestas a colaborar con los damnificados al igual que el Banco de Alimentos de esta ciudad”, afirmó el prelado.

Finalmente, el obispo dijo que desde la oficina de Cáritas Diocesana se está disponiendo de toda la ayuda que fuera necesaria para brindar apoyo a las familias damnificadas.

Foto: Internet


 

Posted by editorCEC1

Ingresa

Departamentos