Iglesia en Popayán se pronuncia frente a caso de Juan Sebastián

Iluninado por la Carta Encíclica "El Evangelio de la Vida", de San Juan Pablo II, arzobispo de Popayán, monseñor Luis José Rueda Aparicio, ofreció una reflexión y recordó que la vida es un don de Dios y una buena noticia, esto al referirse al caso del bebé gestante de siete meses que fuera abortado por la madre. "El ambiente social de Colombia nos lleva a ser como una voz en el desierto, en favor de la vida frágil de los niños por nacer".

Al mencionar un pasaje de la Carta Encíclica dijo que la Iglesia siempre ha enseñado, que "el ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir de ese mismo momento se de debe reconocer los derechos de la persona, personalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida". (EV 60).

Finalmente, señaló que si se llegare a aprobar una ley contra la vida humana naciente en Colombia o cualquier lugar del mundo, "debemos recordar que la misión de defender la vida en hogares, en hospitales, en universidades, en campos y ciudades, nos corresponde a mujeres y hombres, con argumentos científicos, juriídicos, éticos y espirituales".

Descargar comunicado

 

Posted by editorCEC1

Ingresa