"La familia es una vocación; es un llamado de Dios"

Con el paso por la Puerta Santa de cientos de familias y la celebración de la Eucaristía presidida por monseñor Ricardo Tobón Restrepo, Arzobispo de Medellín, esta iglesia particular celebró el último jubileo del año de la Misericordia, que esta vez convocó a las familias para que vivieran en la oración y la unidad, el amor misericordioso de Padre.

En su homilía, monseñor Tobón Restrepo comentó que la familia está siendo blanco de los ataques de muchas ideologías y organizaciones que pretenden destruirla por ser el lugar donde se fundamenta el amor entre el hombre y la mujer, y por estar destinada a ser el santuario del ser humano.

"La familia estorba para una visión secularista del mundo sin Dios; la familia estorba para el placer desmedido sin ningún criterio (...) la familia estorba para mantener el orden establecido que hace que la humanidad camine segura por el proyecto de Dios", aseguró el Prelado.

"Hemos venido aquí a pedir la gracia de Dios para que nuestras familias vivan la misericordia y  transmitan a todos el amor del Padre. No podemos entregarle el matrimonio ni la familia a los placeres, a lo que nos sirve y desechamos fácilmente. Sin la familia no se sostiene el ser humano... no se sostiene la sociedad", puntualizó.

Por otra parte Sergio Guzmán Acosta, quien asistió con su esposa y sus dos hijos señaló que es fundamental celebrar en este jubileo en familia porque es sembrar en el corazón de los hijos el amor de Dios.

En esta celebración eucarística también se oró en acción de gracias por la culminación de la jornada denominada "40 días por la vida", en la cual un colectivo de activistas provida realizaron oraciones al frente de diferentes centros donde se practica el aborto legal con el fin de concientizar el valor que tiene la vida desde el momento de la concepción evitando que las madres aborten a sus propios hijos.

Cierre del año jubilar

La misa de clausura del Año de la Misericordia se realizará este domingo, 13 de noviembre, a las 12:00 m. en la Catedral Metropolitana. Allí los feligreses que no asistido a ninguna de los jubileos de este año, podrán pasar por última vez por la Puerta Santa y alcanzar la indulgencia plenaria otorgada por el Santo Padre.

Fuente: Of. comunicaciones Arq. de Medellín

Posted by editorCEC1

Ingresa