La Fuerza Pública a los pies de la Reina y Patrona de Colombia

El pasado jueves, nueve de mayo, el Obispado Castrense de Colombia peregrinó a Chiquinquirá con el fin de consagrar el servicio de las Fuerzas Armadas de Colombia a Nuestra Señora del Rosario en el Centenario de su coronación como Reina y Patrona del país.

Más de 40 sacerdotes castrenses en cabeza de monseñor Fabio Suescún Mutis y 700 uniformados entre los cuales se encontraban miembros de la Fuerza Área Colombiana, Ejército Nacional, Policía Nacional y Armada Nacional, llegaron a Chiquinquirá para engalanar las calles de la ciudad con un desfile militar que partió desde el batallón de infantería No 2 Mariscal Antonio José de Sucre hasta el Santuario Mariano Nacional, donde se realizó la solemne eucaristía en honor a la Madre de todos los colombianos.

“La mamá es importante para el policía, la mamá ocupa un valor importante en el corazón del soldado. Por eso hoy su corazón une esos sentimientos de la mamá terrena con la mamá del cielo. Hoy venimos a visitar a la mamá para pedir por la protección de todos, para que Ella les ayude  a llevar a buen término su vocación, porque la vocación del policía y del militar es la de cumplir la voluntad de Dios”, señaló monseñor Fabio Suescún durante la homilía en la Basílica de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

Sumado a esto, manifestó que debajo de los uniformes que portan los policías y militares existe un corazón grande, un corazón generoso que se entrega por el bien de todos los ciudadanos, hasta el punto de donar su vida. “Que quieren para sus hijos y los hijos de los colombianos un futuro de paz y reconciliación. Corazón grande que protege, que ha hecho de los soldados y policías unos héroes. A quienes agradecemos su generosidad y valor por resguardar la vida de todos los habitantes del país”.

Luego del acto religioso las bandas sinfónicas de la Fuerza Aérea Colombiana y de la Policía Nacional homenajearon a la Reina y Patrona de Colombia con un repertorio musical enmarcado en interpretaciones magistrales digno de una soberana nacional.

Este evento hizo parte de los actos conmemorativos que se han venido organizando para celebrar el Centenario de la Coronación de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá como Reina y Patrona de Colombia.

Las fuerzas armadas de Colombia y la virgen de Chiquinquirá

La visita del Obispado Castrense de Colombia, de las Fuerzas Militares y de Policía al Santuario Mariano Nacional fue una remembranza de las veces que la fuerza pública ha estado a los pies de la Reina y Patrona, pues no se trata de una casualidad o de un hecho simplemente ceremonial y de protocolo. Consagrar el servicio de la fuerza pública a María es un legado que los grandes héroes de la patria han dejado escrito en la historia.


En 1915 el jefe militar de Cundinamarca, José Acevedo y Gómez viajó a Chiquinquirá a pedirle al prior del convento el préstamo de las joyas de la virgen para financiar la causa libertadora. El convento, en un gesto de desprendimiento y generosidad, consignó a los delegados del gobierno central el tesoro que en aquel momento se guardaba como recuerdo imperecedero de la gratitud y cariño de los miles y miles de peregrinos que ya visitaban por ese entonces el Santuario.

Un año después, el general Cerviez, junto con el general Santander fueron también a Chiquinquirá, y en un gesto desesperado, se llevaron el sagrado lienzo a los llanos colombianos, dice la crónica que lo trataron con inmensa ternura y que cuando el ejército español los alcanzó más allá de Cáqueza, los patriotas prefirieron entregar el cuadro pacíficamente para no trenzarse en una batalla cuyas consecuencias habrían sido fatales.

Finalmente, no se puede pasar por alto el padre de la patria, el libertador Simón Bolívar, quien visitó la Basílica en tres oportunidades. Dicen los historiadores que, de rodillas, solo y triste, compartió con la Madre de Dios sus más íntimos sentimientos.

Estos y otros hechos enmarcados en la historia del bicentenario cuentan cómo los militares y policías han estado siempre ligados a nuestra señora del Rosario de Chiquinquirá, pues Ella durante más de 200 años ha batallado al lado de ellos velando por su protección, cuidando sus familias y trabajo.

Fuente: Of. de comunicaciones Santuario Mariano Nacional de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

 

 

Posted by editorCEC1

Ingresa