Mensaje del nuevo obispo de Riohacha a la comunidad de La Guajira

Mensaje del nuevo obispo de Riohacha, Mons. Francisco Ceballos Escobar a la comunidad de la Guajira

Media Folder: 

A través de un video - mensaje, monseñor Francisco Ceballos Escobar, obispo electo de Riohacha, manifestó la alegría y el compromiso que siente ante el nuevo servicio pastoral que le fue encomendado.

Acogiéndose a la oración de su nueva comunidad, el prelado se dirigió a sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas, agentes pastorales, comunidades indígenas presentes en la zona, autoridades civiles, militares y de policía, a los medios de comunicación y a la comunidad en general, invitándolos a trabajar juntos por el bien de la región y en favor de las poblaciones más vulnerables.

Sin conocer aún la realidad social y pastoral de la Iglesia a la que el Papa Francisco me envía; como Abraham, movido por la promesa, empiezo la marcha hacia la Guajira, con la seguridad que el Señor me ayudará a pastorear esa Iglesia tan desafiante, en donde espero pasar los últimos años de mi ministerio episcopal”, señaló el prelado.

A los sacerdotes los invitó “para que juntos respondamos al llamado que el Señor Jesús nos ha hecho: anunciar el evangelio y anunciarlo con alegría”.

Destacando la riqueza que representa para la Iglesia la Vida Consagrada, les animó a continuar sirviendo con generosidad, desde sus carismas fundacionales.

A los seminaristas les recordó que “la vocación es un don de Dios” y por ello les pidió “continuar su formación con responsabilidad y recta intención hasta llegar a configurarse con Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, pues en ustedes está el futuro de esta Iglesia Particular”.

Reconociendo la importancia del servicio que brindan los agentes pastorales, les exhortó a  “asumir con entusiasmo su vocación bautismal en la vivencia y difusión del evangelio, ya sea como animadores de comunidades, catequistas, voluntarios, etc.”

A las comunidades indígenas, originarias de esta península,  les ratificó que “están en el corazón de la Iglesia, me pongo a su disposición para que juntos descubramos las semillas del Verbo  presentes en sus culturas”.

A las autoridades civiles, militares y de policía los invitó a trabajar juntos en bien de los más pobres y necesitados.

Finalmente, dirigió un saludo y agradecimiento a monseñor Héctor Salah, “por el trabajo pastoral y social realizado en esta querida diócesis de Riohacha, siempre permanecerá en la memoria agradecida de cada uno de los fieles de esta querida diócesis”.

Posted by Diana Álvarez

Ingresa