Mensaje del nuevo obispo de Riohacha a la comunidad de La Guajira

Mensaje del nuevo obispo de Riohacha, Mons. Francisco Ceballos Escobar a la comunidad de la Guajira

Media Folder: 

A través de un video - mensaje, monseñor Francisco Ceballos Escobar, obispo electo de Riohacha, manifestó la alegría y el compromiso que siente ante el nuevo servicio pastoral que le fue encomendado.

Acogiéndose a la oración de su nueva comunidad, el prelado se dirigió a sacerdotes, religiosos, religiosas, seminaristas, agentes pastorales, comunidades indígenas presentes en la zona, autoridades civiles, militares y de policía, a los medios de comunicación y a la comunidad en general, invitándolos a trabajar juntos por el bien de la región y en favor de las poblaciones más vulnerables.

Sin conocer aún la realidad social y pastoral de la Iglesia a la que el Papa Francisco me envía; como Abraham, movido por la promesa, empiezo la marcha hacia la Guajira, con la seguridad que el Señor me ayudará a pastorear esa Iglesia tan desafiante, en donde espero pasar los últimos años de mi ministerio episcopal”, señaló el prelado.

A los sacerdotes los invitó “para que juntos respondamos al llamado que el Señor Jesús nos ha hecho: anunciar el evangelio y anunciarlo con alegría”.

Destacando la riqueza que representa para la Iglesia la Vida Consagrada, les animó a continuar sirviendo con generosidad, desde sus carismas fundacionales.

A los seminaristas les recordó que “la vocación es un don de Dios” y por ello les pidió “continuar su formación con responsabilidad y recta intención hasta llegar a configurarse con Cristo, Sumo y Eterno Sacerdote, pues en ustedes está el futuro de esta Iglesia Particular”.

Reconociendo la importancia del servicio que brindan los agentes pastorales, les exhortó a  “asumir con entusiasmo su vocación bautismal en la vivencia y difusión del evangelio, ya sea como animadores de comunidades, catequistas, voluntarios, etc.”

A las comunidades indígenas, originarias de esta península,  les ratificó que “están en el corazón de la Iglesia, me pongo a su disposición para que juntos descubramos las semillas del Verbo  presentes en sus culturas”.

A las autoridades civiles, militares y de policía los invitó a trabajar juntos en bien de los más pobres y necesitados.

Finalmente, dirigió un saludo y agradecimiento a monseñor Héctor Salah, “por el trabajo pastoral y social realizado en esta querida diócesis de Riohacha, siempre permanecerá en la memoria agradecida de cada uno de los fieles de esta querida diócesis”.

Posted by Diana Álvarez

Ingresa

Iglesia en el mundo