Mensaje pastoral de los Obispos de las Diócesis de Antioquia y Chocó

A pocos días del inicio de la Navidad y ante la compleja realidad que aqueja a los pueblos de los departamentos de Antioquia y Chocó, por causa no solo de la emergencia sanitaria, sino por diferentes factores sociales enraizados en estos territorios, los obispos presentes en estas zonas del país han emitido un comunicado para visibilizar una vez más estas problemáticas y solidarizarse con las comunidades que las habitan. 

Como pastores del pueblo de Dios, nos siguen preocupando las problemáticas que afectan a esta región del país. Constatamos que crece la destrucción ambiental causada por la minería irresponsable, se multiplica la presencia de actores armados y se incrementa la nefasta cadena del narcotráfico.  Nos duelen las vidas que se pierden por la violencia. Lamentamos que la extorsión y otras formas de criminalidad se sigan convirtiendo en graves amenazas para la vida y el desarrollo de las comunidades”, señala el escrito.

Igualmente, en su mensaje destacan la valentía de las comunidades al estar enfrentando esta pandemia, resaltando de ellas la fortaleza y solidaridad para asumirla; así también, hacen notar la riqueza de estos territorios en materia de recursos naturales, permitiéndoles con ello enfrentar en su momento múltiples problemáticas.

Al recordar y expresar su cercanía con las víctimas de los incendios y de los diferentes desastres naturales, hacen un llamado a la solidaridad del pueblo colombiano y a las instituciones estatales para que se sigan desplegando las ayudas a quienes han padecido con estos hechos.

Así mismo, en cuatro puntos, los jerarcas marcan la pauta invitando a vivir esta Navidad con fe y esperanza, siguiendo la invitación que hizo el papa Francisco en su última encíclica, Fratelli Tutti, “seamos capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede en las palabras”:

  • Como un momento propicio para reflexionar en el sentido de nuestra vida y en el rumbo que le queremos dar; para hacer compromisos de cambio para el bien propio y de los demás. 
  • Como una oportunidad sin igual para fortalecer la vida de familia, porque en ella experimentamos la fuerza del amor, de la unidad, del perdón, de la ayuda mutua, de la comprensión, del diálogo, del cuidado de unos hacia otros. 
  • Como una fiesta de encuentro y fraternidad; no de bullicio, excesos y despilfarro.   Pensemos en los hermanos que carecen de lo necesario para vivir, y acudamos a ellos con obras concretas de solidaridad.  Esta es la vía correcta si queremos lograr que Colombia deje de ser uno de los países más desiguales del mundo.
  • Como un momento privilegiado para asegurar la construcción de la paz en la justicia social.  Este tiempo nos pide hacer una opción valiente y decidida para acabar con toda forma de violencia, de corrupción, de deshonestidad y de crimen.

Finalmente, evocaron la intercesión de la Sagrada Familia de Nazaret, para que en este tiempo de Navidad la oración de tantos colombianos sea escuchada “que la celebración del nacimiento de Cristo sea luz para los pueblos del Chocó y de Antioquia, y abra horizontes de esperanza para sus comunidades indígenas, afrodescendientes y mestizas”.

El mensaje fue suscrito por: Monseñor Ricardo Tobón Restrepo, arzobispo de Medellín; mons. José Mauricio Vélez García, obispo auxiliar de Medellín; mons. Orlando Corrales García, arzobispo de Santa Fe Antioquia; mons. Hugo Alberto Torres Marín, obispo de Apartadó; mons. César Alcides Balbín Tamayo, obispo de Caldas; mons. Juan Carlos Barreto Barreto, obispo de Quibdó; mons. Fidel León Cadavid Marín, obispo de Sonsón – Rionegro; mons. Mario de Jesús Álvarez Gómez, obispo de Istmina – Tadó; mons. Guillermo Orozco Montoya, obispo de Girardota; mons. Elkin Fernando Álvarez Botero, obispo electo de Santa Rosa de Osos, y mons. Noel Londoño Buitrago, obispo de Jericó.

Descargar mensaje de los obispos

Posted by editorCEC1

Ingresa