Norte de Santander paralizada por visita de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá

Del 27 al 30 de marzo la misión pastoral del Centenario recorrió once territorios de este departamento entre municipios y corregimientos. Desde Presidente hasta la vereda Corozal, los fieles devotos de la madre de Dios acompañaron el recorrido demostrando una vez más su fidelidad a nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.

Por cuatro días las vías intermunicipales del departamento se paralizaron para ver pasar la réplica del lienzo milagroso. Carros y motocicletas engalanaron con bombas y pitos las caravanas que acompañaron esta visita pastoral.


Presidente, corregimiento de Norte de Santander ubicado a 22 kilómetros de la cabecera municipal de Chitagá, fue el encargado de dar la bienvenida a los padres dominicos. Allí la comitiva de la Arquidiócesis de Nueva Pamplona, en cabeza de su administrador diocesano, monseñor Jaime Cristóbal Abril, recibieron con gran alegría la visita de la Reina y Patrona de Colombia.

Durante el primer día de misión, Ella visitó Chitagá, Bábega, La Laguna y San José de Mutiscua hasta llegar a Pamplona. Cada uno de los corregimientos y municipios se volcaron a las calles y vías de los territorios para rendir un homenaje a nuestra Señora renovada de Chiquinquirá.

“Acoger a María para seguir a Jesús y así tener una vida renovada
Con este mensaje de bienvenida, monseñor Jaime Cristóbal Abril inauguró esta misión pastoral del Centenario donde exhortó a todo el Pueblo de Dios de esta jurisdicción eclesiástica a unirse en torno a María.

“Acogiendo a María, acogemos a su hijo y de esta manera le podemos seguir más auténticamente. Así como se renovó un día el cuadro de Chiquinquirá, Ella nos quiere dejar ese mensaje de renovación continua. Una vida renovada que se transforme, que se convierta en aporte para la construcción de una sociedad que nos lleve a la reconciliación y la paz”, señaló el prelado.

Durante su estadía en la Catedral de Santa Clara de Pamplona, diferentes instituciones militares, civiles, estudiantiles y apostólicas rindieron homenaje y centenares de personas hicieron largas filas durante horas con el fin de poder estar frente a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá.


El clero diocesano y la comunidad de Nueva Pamplona grandes anfitriones.
Durante más de dos meses la comunidad de esta arquidiócesis de Norte de Santander, en cabeza de monseñor Jaime Cristóbal Abril, preparó una minuciosa agenda de visitas a diferentes parroquias y monasterios de la jurisdicción.

Todo estuvo milimétricamente preparado para recibir la visita la Madre de los colombianos, las calles se vistieron de gala, las casas de fiesta y el pueblo nortesantandereano de alegría y fe.

Luego de su paso por la catedral de Santa Clara el turno fue para Pamplonita, El Diamante, Bochalema, La Donjuna, Chinácota y la vereda el Corozal para completar un total de aproximadamente 240 kilómentros de recorrido por tierras del departamento de Norte de Santander.

Durante estos cuatro días el clero diocesano, junto con el seminario mayor Santo Tomás de Aquino y la comunidad, fueron los custodios de la Reina y Patrona de Colombia, cuidando de que los territorios más significativos de esta porción del pueblo de Dios recibiesen con gran devoción la misión pastoral del centenario.

Los frailes del convento de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá agradecen a la arquidiócesis de Nueva Pamplona el haber preparado con tanto cariño y esmero esta visita. Al pueblo pamplonese el haber cumplido la cita con la virgen renovada y por mantener viva la devoción a la Reina y Patrona de Colombia.

Fuente: Oficina de comunicaciones Santuario Nuestra Señora de Chiquinquirá

 

Posted by editorCEC1

Ingresa

Departamentos