Orden de frailes predicadores inician año jubilar

Dominicos.jpg

Media Folder: 

En ceremonia especial presidida por Fray Diego Orlando Serna Salazar, O, P, provincial de los dominicos en Colombia, el pasado martes 2 de febrero en el convento de Santo Domingo de la ciudad de Bogotá, la Provincia de San Luis Bertrán de Colombia de la Orden de Predicadores, dio inicio al año jubilar Dies natalis de su fundador Santo Domingo de Guzmán.

Durante 365 días la Orden de Predicadores y la Familia Dominicana, no sólo en Colombia sino en todo el mundo, celebrarán los 800 años de la muerte de Santo Domingo bajo un tiempo jubilar concedido por la Santa Sede y con el cual se busca revivir la experiencia predicadora y contemplativa de Santo Domingo.

Durante la homilía de la Eucaristía del inicio del año jubilar, Fray Diego Orlando recordó que Santo Domingo representa para la Iglesia una importante figura de restauración y resplandor de la luz del evangelio de Jesucristo.

“Santo Domingo es la luz de la Iglesia porque su vida y su obra son un destello de la luz de Cristo por quien él entregó su vida y por quién fundó una orden para que predicara el evangelio y llevara la luz de la verdad al mundo entero”,  señaló Fray Diego Orlando.

Según lo manifiesta Fray Raúl Gómez,O,P, coordinador del Jubileo, este va a ser un  tiempo de gracia, en el que la Orden de Predicadores y todas las ramas de su familia, monjas, frailes, laicos y religiosas, se sientan a la mesa con santo Domingo (tal como se llama la pintura más antigua que se conoce del santo y sus primeros frailes), para manifestar la comunión de vida con él, su fidelidad y la alegría de sentirse hermanos en virtud de la misión que Dios les ha encomendado: Predicar el Evangelio. Esto sugiere preguntarse por la vigencia del carisma y la altura con la que los predicadores y predicadoras cumplen su misión en medio de tiempos tan coyunturales como los nuestros.

Durante el año jubilar que culminará en febrero de 2022, los frailes de la Orden de Predicadores han preparado una agenda que contará con tres dimensiones celebrativas.

En primer lugar, a través de la acción litúrgica y misionera en comunión con la Iglesia Universal; en segundo lugar, mediante un abordaje académico sobre la figura y obra del santo; y, en tercer lugar, por medio de una amplia mirada artística y socio-cultural del impacto de su carisma en el mundo, y en el país. Estas dimensiones estarán nutridas de actividades específicas llevadas a cabo por miembros de la Familia Dominicana.

Cabe resaltar que la Orden de Predicadores actualmente hace presencia en el mundo con cerca de 6.000 frailes, 2.000 monjas contemplativas, 23.000 hermanas de vida apostólica y aproximadamente 160.000 laicos que viven la misión y el carisma de la predicación.

Posted by editorCEC1

Ingresa