Seminario Juan XXIII en Barranquilla, una historia que llega a sus 50 años

En el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia, el arzobispo de Barranquilla, monseñor Jairo Jaramillo Monsalve, presidirá el próximo 21 de mayo  la eucaristía por las bodas de oro del Seminario Juan XXIII.

Durante esta celebración que se realizará a las 10 a.m. en la Catedral Metropolitana María Reina, el  diácono Miguel Eduardo Salcedo Correa, será ordenado sacerdote como fruto y regalo de Dios para esta Iglesia del Atlántico.

Historia del Seminario:
El Seminario Juan XXIII nació como iniciativa de los Obispos de la época de la Región Caribe para dar respuesta a los lineamientos planteados por el Concilio Vaticano II y a la formación de los futuros presbíteros de las diferentes diócesis de esa época. 

Año tras año esta casa de formación ha venido creciendo, cambiando y siendo fiel al magisterio eclesial. Su base formativa está sustentada en la exhortación apostólica  del Papa San Juan Pablo II Pastores Dabo Vobis. En uno de sus numerales (N° 60) define al seminario como: “una comunidad educativa en camino: la comunidad promovida por el Obispo para ofrecer, a quien es llamado por el Señor para el servicio apostólico, la posibilidad de revivir la experiencia formativa que el Señor dedicó a los Doce”. 

La formación de los futuros sacerdotes fue encomendada a la comunidad religiosa Eudista por parte del Obispo de Barranquilla de ese entonces Monseñor German Villa Gaviria.  

El año 1966 marcó un hito en la historia de las diócesis de la región. El seminario comenzó sus labores el día 15 de febrero del mismo y en mayo se bendijo, siendo nombrado como primer rector al padre Alberto Jiménez Carvajal CMJ (Q.E.P.D). Se dedicó a la formación académica del Griego Bíblico y la música  sacra. 

Posteriormente, le siguieron los siguientes padres eudistas hasta el año 1999: Juan Rodríguez, Carlos Villegas (Q.E.P.D), Mario Hormaza, Eduardo Roldan, Carlos Álvarez, Hermes Amaya (Q.E.P.D), Eliecer Cano y por último el padre Álvaro Duarte. 

En 1999 a la Arquidiócesis de Barranquilla llegó Monseñor Rubén Salazar Gómez quien impulsó un plan de pastoral llamado PDR/E (Proceso Diocesano de Renovación y Evangelización),  que tiene como pilar una metodología prospectiva. Éste abarcó todas las instituciones eclesiales, no siendo ajeno el Seminario Regional. 

Para este entonces muchas diócesis habían construido su seminario, asumiendo su propia formación. Nuestro seminario no fue la excepción. En él se elaboró, un documento que tenía como fin un proceso formativo dirigido a todos los futuros sacerdotes de la Iglesia atlanticense, justificado en la exhortación apostólica mencionada anteriormente y en el plan de pastoral iniciado en la Diócesis. 

Esto es fruto de un intenso proceso empezado desde el 2000 con ocasión de la celebración del Gran Jubileo de los 2000 años del nacimiento de nuestro Salvador. Ya llevamos con este proyecto formativo 16 años, los cuales ha dado grandes frutos sacerdotales para todo el departamento del Atlántico. Así mismo, fruto de la meditación de los signos de los tiempos y guiada por el Espíritu Santo. 

Fuente: Of. comunicaciones arq. de Barranquilla
 

Posted by editorCEC1

Ingresa