Tercer Viacrucis Callejero en Bogotá

Al aproximarse en la Iglesia católica la vivencia de la Semana Mayor, la Fundación Callejeros de la Misericordia, bajo la dirección del fraile franciscano Gabriel Gutiérrez, mejor conocido como fray Ñero (compañero), se dio inicio, por tercer año consecutivo, a la preparación del llamado ‘viacrucis callejero’.

Al respecto, el religioso explicó que el “viacrucis callejero es un espacio vital para palpar la realidad y visualizar la ciudad de otra manera, que permita admirar, no solo las construcciones modernas, las avenidas, los puentes, almacenes de marca, centros económicos, lugares históricos, sino la posibilidad de ver con otros ojos a seres humanos que nos encontramos por el camino y a quienes les dirigimos una mirada con afecto, les extendemos la mano, les abrazamos, oramos con ellos, si lo desean, y les ofrecemos una comida caliente”.

Dos rusticas y viejas tablas recogidas de la basura y fuertemente grapadas con dos tornillos, servirán de cruz, para que en esta Cuaresma y durante la Semana Santa 2020 iluminen las calles bogotanas, los andenes, los parques, “parches”, ollas, zonas de tolerancia, puentes, caños y agujeros, donde sobreviven más de 9.538 ciudadanos que habitan estas frías calles de la capital colombiana. 

Durante los días Lunes, Martes y Miércoles Santo, la cruz será cargada por esos seres de carne y huesos que llevan a su espalda un viacrucis propio y que regularmente son olvidados y despreciados por la sociedad. Ellos son: adolescentes, jóvenes, viejos, hombres y mujeres, que, con sus historias concretas, situaciones límite de vida, con virtudes y errores, se puedan identificar con el Crucificado, con el Dios de la vida y de la justicia.

“Los ciudadanos habitantes de calle, son el personaje herido, invisibilizado, vulnerado, maltratado, violentado y, en muchas circunstancias, desaparecido, asesinado. La violencia que viven estas ‘comunidades callejeras’ no tiene precedentes en este contexto de violencia que se vive en Colombia desde hace más de 5 décadas”, señaló el religioso.

Viacrucis Callejero 2020
El Viacrucis Callejero nace de una inspiración del Papa Francisco, donde afirma: “Cuando encuentro a una persona durmiendo a la intemperie, en una noche fría, puedo sentir que ese bulto es un imprevisto que me interrumpe, un delincuente ocioso, un estorbo en mi camino, un aguijón molesto para mi conciencia, un problema que deben resolver los políticos y quizá hasta una basura que ensucia el espacio público. O puedo reaccionar desde la fe y la caridad, reconocer en él a un ser humano con mi misma dignidad, a una creatura infinitamente amada por el Padre, a una imagen de Dios, a un hermano redimido por Jesucristo”. 

Esta iniciativa de Iglesia en Colombia nace en la Cuaresma del 2018, en la ciudad de Bogotá, a unos pocos meses de la creación de la Fundación Callejeros de la Misericordia, que acompaña pastoralmente los diferentes fenómenos sociales de calle, tales como: ciudadanos habitantes de calle, comunidad LGTBI, trabajadoras sexuales, vendedores informales, cachivacheros, titiriteros y otras expresiones callejeras que se encuentran en condiciones de alto riesgo y vulnerabilidad.

El sacerdote franciscano explicó que el viacrucis callejero está pensado como un espacio teológico y espiritual “que posibilita el encuentro con el marginado, para reconocerlo, abrazarlo, escucharlo e incluirlo en la sociedad eclesial, verdadera comunidad cristiana, que acoge en ellos al Cristo que sufre, presente hoy en las calles (…) Es llevar a Cristo a las calles, para recorrer con Él, el espacio donde miles de estos seres humanos reclaman no solo el derecho a la vida, sino sus derechos como ciudadanos y su lugar en la ciudad”.

Cómo vincularse
El viacrucis callejero 2020, abre sus puertas a quienes deseen celebrar su fe entre los más empobrecidos, con la sencillez aprendida de Jesús, que comía entre “publicanos y pecadores” (Mt.9:10,11), sin avergonzarnos o sin avergonzar a nadie, sin juzgar o condenarlos por su situación social, sus vicios o sus pecados.

La Fundación Callejeros de la Misericordia quienes lideran esta iniciativa, abren las puertas a aquellas personas que deseen vivir esta experiencia de fe, para ello proponen seguir una metodología:

  1. Organizamos un equipo de voluntarios que deseen participar de la experiencia de Callejear la fe.
  2. La espiritualidad de esta experiencia, no es otra, sino la de encontrarnos con los empobrecidos y Ver en ellos a Cristo sufriente.
  3. El Viacrucis Callejero, lo preside la Santa Cruz, signo de esperanza y de vida.
  4. Escogemos cada día una ruta, donde sabemos que nos encontraremos con las personas que sobreviven en las calles.
  5. Los encontramos en grupos o individualmente y ahí les llevamos el mensaje de paz y de bien.
  6. En cada estación del Viacrucis, oraremos y meditaremos con la Palabra, cantaremos, dialogaremos, les compartiremos una comida caliente y proseguimos hacia la otra estación.
  7. Cada día esperamos encontrar, saludar, abrazar, orar y comer con más 300 personas.

La Fundación Callejeros de la Misericordia, es una institución compuesta por laicos, orientada a la luz del Evangelio, con una espiritualidad Franciscana e inspirada por el Papa Francisco.

Fuente: Con información de la Provincia Franciscana de la Santa Fe de Colombia, en la Orden de Hermanos Menores (OFM)

Posted by editorCEC1

Ingresa

Iglesia en el mundo