Un llamado a la calma hace obispo de Buenaventura

Frente a los graves hechos de orden público que se registraron este miércoles 19 de mayo, en el municipio de Buenaventura, donde se presentaron saqueos en la zona portuaria, el obispo de esta jurisdicción eclesiástica, monseñor Rubén Darío Jaramillo Montoya, hizo un llamado a guardar la calma y la tranquilidad entre los bonaverenses.

Invito a toda la comunidad a que tengamos calma, tranquilidad y confianza en las instituciones, que mantengamos la confianza en Dios de que esto va a pasar. Debemos unir a todas las instituciones, rodear a las legítimas autoridades para que, entre todos, rápido salgamos de esta difícil situación”, aseveró el obispo.

El prelado resaltó que, a lo largo de estos 21 días que completa el Paro Nacional, se venía mostrando un comportamiento ejemplar en la comunidad e informó, igualmente, que se ha venido adelantado un diálogo interreligioso para servir de facilitadores entre los distintos actores y mantener la tranquilidad para sopesar así las dificultades que se tienen en este territorio.

Otra realidad que preocupa por estos días a las comunidades de esta región del pacífico es el desabastecimiento de alimentos, medicamentos e insumos de primera necesidad. Esto debido a que los barcos que los surten no han podido zarpar del puerto y a los distintos bloqueos que se presentan por las carreteras. A este respecto monseñor Jaramillo ha dicho que, junto con las autoridades locales y regionales, se ha hecho un llamado al Gobierno Nacional para que abran corredores humanitarios que permitan la salida y el ingreso de los productos de primera necesidad, no solo para el centro de Buenaventura, sino para los 15 municipios de la costa pacífica.

Posted by editorCEC1

Ingresa