Vicariato de Inírida presta ayuda humanitaria a comunidades indígenas

Como parte de las acciones sociales que realiza el Vicariato Apostólico de Inírida en este tiempo de pandemia y con el apoyo de un grupo de profesionales en el área de la salud, en días pasados salió una embarcación que hizo un recorrido por el Bajo Río Guaviare, con el fin de llevar  servicios de prevención en Covid-19 y entrega de kids alimentarios a comunidades indígenas de la zona cinco de Cumaribo en el Vichada.

La misión salud, compuesta por un médico, tres enfermeras  y un ingeniero agrónomo, realizó un monitoreo y seguimiento al covid-19, brindando atención ágil y oportuna, espacio que fue aprovechado para consultar por diversas patologías como escabiosis, artralgias o dolores musculares y articulares en adultos mayores, enfermedades respiratorias agudas, eda y parasitismo en los niños.

Por su parte el director de la misión doctor Octaviano Martín, destacó que, ésta iniciativa del Vicariato, brinda información actualizada sobre el covid-19 y simultáneamente ofrece la posibilidad de atención  médica por otras sintomatologías, brindando a las comunidades  la posibilidad de acceder a la consulta médica con  tratamiento incluido; en éste primer recorrido  se atendió cerca de 300 familias de la cuenca baja del río Guaviare en las comunidades de Sejal, San Benito, Laguna Negra, Laguna Colorada, La Rompida y comunidades aledañas.

Esta atención extramural en salud, es una herramienta fundamental  que se puede constituir  en un nexo  entre éstas comunidades indígenas y el sistema de salud.

El equipo multidisciplinario, además de prestar  servicios de salud, llevar alimentos y medicinas; brindó toda la información en lengua propia, de tal forma que esta acción humanitaria fuera de alto impacto en la población indígena, rompiendo las barreras culturales lingüísticas.

Finalmente, el recorrido permitió determinar el riesgo en salud  al que las comunidades están expuestas, ya que éstas al no ser atendidas agravan el grado de vulnerabilidad, ante la inminente amenaza que el covid-19 representa para los pueblos indígenas.

Fuente: Oficina de prensa, Vicariato Apostólico de Inrída

Posted by editorCEC1

Ingresa