Se estrena Laboratorio Latinoamericano y Caribeño de Catequesis

El Consejo Episcopal Latinoamericano y del Caribe (CELAM), a través del Centro de formación Cebitepal, hizo este martes 09 de noviembre, la presentación del “Nuevo Laboratorio Catequístico”, proyecto que hace parte del trabajo de reestructuración que este ente eclesial viene adelantando al interno de la Institución.

Según lo han señalado sus organizadores “este espacio será una amplia comunidad de encuentro y aprendizaje que se cuestiona, explora y ofrece respuestas innovadoras al desafío de la catequesis sobre todo dentro del dinamismo sinodal”.

Se trata entonces, de laboratorios virtuales donde el Cebitepal ha diseñado espacios de investigación, formación y comunicación, dirigidos a aquellas personas que están vinculadas con la catequesis: laicos, sacerdotes, diáconos, religiosas, religiosos y obispos.

Igualmente, la convocatoria se amplía para investigadores, estudiantes de teología, editores de revistas especializadas, docentes, centros educativos, movimientos, seminarios, universidades, entre otros.


Las inscripciones están abiertas y serán totalmente gratuitas. Diligenciar el formulario AQUÍ


¿Por qué un laboratorio de catequesis en América Latina y el Caribe?
Son 6 las razones que el CELAM expone sobre el porqué la creación de este "Nuevo laboratorio catequístico para América Latina y el Caribe”.

1.  Porque estos tiempos inéditos piden espacios ágiles, flexibles y multidimensionales que generen nuevos “cómo” a través del ensayo y error, la elaboración y reelaboración, los proyectos y experiencias compartidos y analizados y la presencia en escenarios que son, a la vez, escenarios de experimentación y de observación.

2.  Porque cada instancia puede ser parte de un proceso de aprendizaje y de una reflexión profunda que nos lleve a construir una propuesta superadora.

3.  Porque estamos viviendo un tiempo nuevo también para la catequesis: con un Directorio recién estrenado y el reconocimiento del ministerio del catequista.

4.  Porque ese mismo Directorio nos invita a una “dinámica del laboratorio en el contexto grupal, como una práctica formativa en la que la fe se aprende haciendo, es decir, valorando lo vivido, las contribuciones y las reformulaciones de cada uno, con miras a un aprendizaje transformador”.

5.  Porque es un espacio que contribuye a la toma de decisiones fundamentadas, interviniendo en el cribado, el diagnóstico, la valoración, pronostico y el monitoreo y seguimiento de resultados de diversas situaciones catequísticas.

6.  En definitiva, porque el actual horizonte digital, que incide en la transmisión de la fe, nos impulsa a elegir el Laboratorio como espacio favorable para la cercanía y la generación de redes.  Ellas nos permiten descubrir, enlazar y compartir proyectos y acciones pastorales.

 

Posted by editorCEC1

Ingresa